EL TESTAMENTO DE MARÍA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes quieren escuchar el evangelio según su madre.

EL TESTAMENTO DE MARÍA

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

28327380212_6786ea384e_k

“Quieren que lo que pasó se quede vivo para siempre.”

28399545856_1cd02e8331_kUna mujer que vio a su hijo crecer y convertirse en el líder espiritual de todo un pueblo, en un hombre capaz de levantar a los muertos, en el rey de los judíos y que ahora ha decidido romper el silencio. Una madre que fue testigo del máximo sacrificio del producto de sus entrañas, muriendo para devolverle la esperanza al mundo, tiene su propia versión de los hechos que contar. Esta historia se ha contado durante más de dos milenios, pero nunca nadie ha escuchado lo que ella, María, tenía que decir al respecto.

“La silla está ahí para alguien que ya no regresará.”

27815992413_d63beb3a7c_kMientras cocina con furia y dolor un plato de cuscús para todo aquel que la quiera escuchar, María narra su propia versión de lo que aconteció hace más de dos mil años en Jerusalén. Ella no habla de la resurrección de Lázaro como un acontecimiento milagroso sino como un evento perturbador y abominable que podría significar la destrucción del hombre a quien ella dio vida pero a quien, durante las bodas de Caná, desconoce envuelto en ropas finas y dándose ínfulas de grandeza. “El Testamento de María” del reconocido escritor y dramaturgo Colm Tóibín no es la historia de aquella que le dio vida a Jesucristo, sino el desgarrador relato de una madre que ve a su propio hijo morir de manera cruel y dolorosa.

“La memoria llena mi cuerpo como la sangre.”

27815974033_cf8b3eb749_kTransitando entre un lenguaje cargado de bellas imágenes que evocan a épocas pasadas y uno prosaico y mucho más actual, “El Testamento de María”, traducción de Humberto Pérez Mortera, es un monólogo con todo el potencial para impactar desde distintos ángulos. Ya sea por el lado de la fe y del religión, a la cual María confronta casi con burla, el lado político-social de las implicaciones que tuvieron los actos de Cristo sobre los hombres y los gobernantes, tanto por el aspecto humano de la bestialidad con la que fue castigado, o por el maternal de una mujer teniendo que soportar ver a su hijo sangrando por las espinas que se le clavan en la sien, el texto de Tóibín va atacando los sentidos, el alma, el corazón y la mente de forma simultánea, independientemente de la creencia que se tenga, prueba absoluta de la calidad dramatúrgica expuesta.

“Siento que algo se romperá dentro de mí si digo su nombre.”

28327367492_7de5fdd605_kUna vivienda donde la madera predomina, materia prima en el oficio de un carpintero, que se antoja de entrada como una manera de transportar a los asistentes a la época donde sucede la trama, se conjunta con elementos actuales como una cubeta de latón, un pelador de papas y una parrilla eléctrica dando al montaje de “El Testamento de María” un aire de inmediata atemporalidad producto de la sólida y bien estructurada dirección de Itari Marta. En escena se ve al personaje de María picando una cebolla o un ajo mientras habla de los rumores que se escuchan de su hijo o de los guardias que la guardan, de ahí toma un poco de agua y toma asiento para hablar de su incredulidad ante todo lo que se dice de él, regresa a picar una zanahoria para momentos después encontrarse en un entarimado relatando el regreso a la vida de un hombre que murió cuatro días antes a manos de Jesus. Un texto de altísima complejidad que podría fácilmente volverse melodramático o sobre sentimental se ve beneficiado y fortalecido por la propuesta directa de la directora, una sin grandes aspavientos o artificios, que permite que sean las palabras las que resuenen en el alma libres de toda artificialidad que las contaminaría. Es en esta decisión donde brilla más el trabajo de Itari Marta, quien además logra que la acción fluya con ritmo un preciso y contenido en uno de los trabajos más maduros que le he visto a la fecha.

“Quiero que mi descripción de esas horas sea sencilla.”

28327349892_4663af4a91_kAbordar un personaje histórico tan icónico y tan venerado como el de María es un reto monumental de gran calibre para cualquier actriz. Sin embargo, guiada por una buena dirección, el trabajo de Luly Garza en “El Testamento de María” resulta veraz, comprometido y doloroso de presenciar. Con una forma de abordar al personaje que juega con las temporalidades del montaje, a veces pareciendo que fuera una mujer que vive en nuestros días por su forma de mover o de expresarse, Garza convence casi de inmediato en su interpretación relatando en un principio con sencillez y libre de toda urgencia lo sucedido días antes, para poco a poco dejarse dominar por completo y con toda vulnerabilidad de una marejada de sentimientos que se reflejan en su forma de prenderle fuego al guisado que cocina y prepararlo dejándose llevar por todas y cada una de las duras emociones que la embargan. Una mayor exploración en los matices emocionales en su personaje enriquecería la labor actoral que realiza, una que igualmente se merece una ovación de pie antes de que ella nos invite a degustar el fúrico platillo que ha elaborado.

“¿Tú estuviste ahí?”

27815984263_47d5019d9a_kYo confieso no ser un hombre religioso. De hecho, trato de evitar tener el más mínimo contacto con cualquier cosa que tenga alguna relación con la iglesia católica. Eso no evita que sea un hombre espiritual, capaz de creer en el poder místico de la humanidad. “El Testamento de María” es un trabajo que me deja la sangre helada, que me conmueve y que me lleva a reflexionar sobre nuestra propia bestialidad y brutalidad en un mundo donde un hombre puede morir simplemente por sus creencias mientras su madre derrama amargas lágrimas a los pies de la cruz que lo sostiene. Este trabajo es un testamento teatral de altísima calidad que merece ser visto y aplaudido por todos los que pertenecemos, no a una religión, sino a la raza humana.

 28399533696_368b60d00d_z

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “El Testamento de María”

DRAMATURGIA: Colm Tóibín

TRADUCCIÓN: Humberto Pérez Mortera

DIRECCIÓN: Itari Marta

ACTUAN: Luly Garza

DÓNDE: Espacio Urgente 2 dentro del Foro Shakespeare.

DIRECCIÓN: Zamora 7, Colonia Condesa. A dos cuadras de Metro Chapultepec.

CUÁNDO: Martes 20:45 hrs.

COSTO: $280 entrada general. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 60 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *