MALPAÍS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes creen que México, a pesar de todo el horror que vive todos los días, aún se puede salvar.

MALPAÍS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)


“Había una vez un país.”

Mientras que Los Ángeles Azules cantan a todo pulmón “17 Años”, en el centro del escenario un hombre baila seductoramente con una muchachita antes de desencadenar sobre ella una furiosa coreografía que se repetirá una y otra vez con nuevas mujeres que caerán víctimas de la violencia. Al fondo, seis hombres sonrientes llevan el ritmo de la melodía. Esto pareciera ser teatro, pero es la realidad, es el México que existe hoy, uno lleno de mierda, uno corrompido y destruido, uno que duele y que llora. No desesperes que, a pesar de todo, aún hay esperanza.

“Venimos hoy a gritar para callar el resto del año.”

Desaparecidos y muertos, secuestros y falta de héroes, políticos corruptos y miedo en las calles, héroes que se levantaron con palas y picos para rescatar a sus hermanos atrapados tras el colapso de una ciudad. El México de hoy, en toda su podredumbre y maravilla, es capturado con verdadera magia teatral por el autor y director David Olgúin en “Malpaís”, una creación escénica a partir de textos del mismo creador, los actores que participan en la puesta y fragmentos de la prosa y poesía de Arcadio Hidalgo, José Emilio Pacheco, Eduardo Lizalde, Ramón López Velarde, Octavio Paz, José Gorostiza, Juan Rulfo, Silvia Brandon Pérez, Alfonso Reyes, Rosario Castellanos, Gerardo Deniz, Gabriel Zaid, Efraín Huerta, Jaime Sabines, Carlos López y Juan Domingo Arguelles.

“Hemos desenterrado a la ira.”

Una radiografía de nuestro país en la actualidad, confrontado con el México que alguna vez fue, abarcando todos y cada uno de los problemas que afectan esta nación, desde los 43 normalistas desaparecidos hasta la violencia que se vive a diario entre los mismos ciudadanos, pasando por la trata de personas, los feminicidios, la discriminación y la corrupción, en una multiplicidad de temas y propuestas incluyendo un discurso sobre el quehacer teatral y el rol del arte en un país tan dañado como el nuestro. No hay discusión sobre la magistral habilidad que tiene Olguín para construir un montaje tanto poderoso como impactante desde la dramaturgia con la capacidad de cimbrar los cimientos mismos en el alma del espectador, algo que “Malpaís” consigue en definitiva. Sin embargo, en su casi desesperación por denunciarlo todo, el resultado es una obra también agotadora, violenta en su denuncia pero también sobre el espectador, dada una clara falta de síntesis y de elecciones pues es prácticamente imposible abarcar el tan inmenso abanico de problemas que vivimos a diario en una sola puesta en escena.





“Un vetarrón de protesta soñé que se levantaba.”

La virgen de Guadalupe omnipresente en la escenografía o en el vestuario, un teatro que se convierte en una Plaza pública donde la esperanza y la podredumbre se conjuntan y donde el espectador deambula libremente pues la butaca donde se encontraba sentado ha sido acordonada, cantos corales llenos de dolor, proyecciones de entrevistas a adultos mayores quienes recuerdan que alguna vez este país era maravilloso, entrevistas a sicarios, desnudos y un toque de circo. El asalto sensorial que David Olguín ha construido en “Malpaís” es, por decir lo menos, abrumador y espectacular. La evidente manera en que el director entiende y domina el lenguaje teatral le permite jugar a su antojo tanto con el ritmo como con el tono, manipulando con toda libertad al espectador quien puede reír nerviosamente o llorar amargamente con la misma facilidad en un montaje de la más pura teatralidad. Intimo como una viuda sola en el escenario, irreverente como una orquesta compuesta por lamentos y gritos o dolorosa como son los puños levantados en el aire pidiendo silencio, cada cuadro que compone la propuesta es prueba fehaciente de la capacidad de Olguín para ser provocador con lo que sabe hacer mejor: teatro.

“¿Cómo voy a abrir los ojos de la sociedad si soy incapaz de abrir los míos?”

Coro griego, rescatistas, sicarios, mujeres aterroizadas, hombres salvajes, un diablo en traje de pachuco o un pedazo de carne amarrado y expuesto en el mercado para su compra. Los catorce actores jóvenes que conforman el elenco de “Malpaís” se entregan con una casi lujuriosa pasión absoluta capaz de contagiar el fuego de la revolución que la obra propone. Aun cuando la obra podría crecer con una mayor profundidad en la exploración de la construcción de los personajes, así como alejándose de los gritos y trabajando más con la dicción, el trabajo global de Nick Angiuly, Tony Corrales, Sofía Gabriel, Efrén García Aguilar, Amelia Holguín, Miguel Jiménez, Patricia Loranca, Jaklyn Michelle, Dano Ramírez, Alejandro Romero, Viridiana Tovar, Eduardo Treviño, Lorena Valdés e Iván Zambrano Chacón se encuentra perfectamente en línea con la propuesta escénica y con la ambición de la dramaturgia.

“Tócame porque respiro, tócate porque respiras.”

Yo recuerdo de niño desear con toda emoción que un 15 de Septiembre mis papás me llevaran al zócalo para poder vivir el Grito de Independencia en Vivo. Recuerdo cada año comer pozole en casa de mi abuela tempranito para que a las once en punto pudiéramos prender el televisor para oír con orgullo a nuestro presidente declarar nuestra libertad para después entonar el himno nacional. Esos son recuerdos ahora y nada más. El pozole sigue en la mesa pero ya nadie tiene prisa por escuchar lo que se ha convertido en una amarga farsa, el orgullo de ser mexicano aún vive en mi corazón, pero cada vez es más difícil mantenerlo. Qué triste que este país necesite un terremoto para cimbrar nuestras bases y poder quizás recordar que este México no es de políticos corruptos sino de grandes hombres que un día se levantarán listos para cambiar las cosas.

 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Malpaís”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: David Olguín

ACTUACIÓN: Nick Angiuly, Tony Corrales, Sofía Gabriel, Efrén García Aguilar, Amelia Holguín, Miguel Jiménez, Patricia Loranca, Jaklyn Michelle, Dano Ramírez, Alejandro Romero, Viridiana Tovar, Eduardo Treviño, Lorena Valdés e Iván Zambrano Chacón.

DÓNDE: Teatro El Milagro

DIRECCIÓN: Milán 24, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Jueves, Viernes y Lunes 20:30, Sábado 13:00 y 19:00 y Domingo 13:00 y 18:00 hrs.

COSTO: $250. Disponibles en taquilla y en www.boletopolis.com Aplican descuentos.

DURACIÓN: 140 minutos con un intermedio de 10 minutos

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *