CORAZÓN GORDITO

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes entienden que, a pesar de todos los problemas y diferencias, la familia siempre late unida.

CORAZÓN GORDITO

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“Las matemáticas del amor no siempre son exactas.”

Mango y Stella, gemelas por nacimiento, aunque diametralmente distintas en físico y personalidad, se están aproximando cada día más a la adolescencia. Cada una con sus gustos y sueños, ya sean de declamar poesía o de triunfar en el fútbol, ambas se apoyan y quieren en un hogar compuesto por mamá y sus propios anhelos. El mundo puede ser una gran aventura por vivir, al igual que una jungla muy peligrosa donde los depredadores achechan. Sin embargo, la única certeza, mucho más valiosa que cinco pesos, es que mientras la familia se mantenga unida siempre se alcanzará la felicidad.

“No sé qué mente malévola convenció a mi madre de que necesito aerobics.”

Una familia conformada por tres miembros. las hermanas Mango y Stella, y su madre Lucrecia. La primera ha sido señalada desde pequeña por su sobrepeso; la segunda es una romántica empedernida al punto de poner sus afectos en lugares por demás peligrosos; la última es una mujer tratando de equilibrar una complicada vida como único sostén de su hogar, mamá y mujer en busca de la felicidad.  El amplio y muy complejo panorama que conllevan las dinámicas de esta familia disfuncional es retratado con gran humor, profunda ternura y bien desarrollado suspenso por el dramaturgo Saúl Enríquez en “Corazón Gordito”, una obra que funciona como espejo en el que cualquier familia se puede ver retratada sin importar la manera en que está conformada.




“Dice mi mamá que las niñas no juegan fútbol.”

Cuando Stella le comenta a su mamá que participará en una actividad escolar declamando poesía, Lucrecia casi explota de felicidad. Mientras tanto, los logros de Mango, no menos importantes, pasan casi desapercibidos. En otro momento de la narrativa,Mango enfrenta a uno de los maestros de su hermana, quien le ha estado brindando a la niña más atención de la que se debiera, hecho que en un futuro provocará el mayor conflicto de la historia. Desde una madre que claramente muestra preferencias por una hija sobre la otra, hasta el potencial de que una adolescente caiga en manos de pedófilo, “Corazón Gordito” abre toda amplitud de temas a discutir en el ámbito familiar, algunos de ellos conflictos a causa del diario convivir, otros verdaderamente urgentes dentro del ambiente de inseguridad actual. A pesar de un final exacerbadamente emotivo y un epílogo innecesario, la dramaturgia de Enríquez resulta pertinente, necesaria e importante para jóvenes audiencias al mismo tiempo que es profundamente divertida en su humor y manejo de la progresión dramática.

“Cuando una niña se pierde, todas las madres del mundo deberían salir a buscarla.”

Al no poder lidiar con la idea de que su mamá ha decidido rehacer su vida amorosa, Stella decide huir de casa en busca de su propio amor. Desde una búsqueda frenética en la recamara de la fugitiva para encontrar algún tipo de evidencia de su paradero, hasta la bienintencionada, pero extrañamente peligrosa, ayuda de una dependiente de un bar sin toda su dentadura, la tensión y el sentido de urgencia que se va generando entre las butacas en espera de que Stella salga bien librada de sus malas decisiones es palpable. La dirección de Angélica Rogel en “Corazón Gordito” consigue que el espectador se comprometa con cada uno de los personajes, ría con Mango o se conmisere de la complicada situación de la madre, gracias al ritmo y tono que fortalece de manera sostenida la dramaturgia de Enríquez. De igual modo, y apoyada por el sólido trabajo de escenografía a cargo de Félix Arroyo y Matías Gorlero, el espectáculo visual que ofrece Rogel atrapa la imaginación de los asistentes. Partidos de futbol recreados con muñecas, mostrados con dibujos caricaturescos o hasta con utensilios del hogar para mostrar la avanzada edad de los jugadores; una casa de clase media que se convierte en calles inhóspitas a través de voltear los paneles que conforman la escenografía; coreografías que incluyen el rebotar de pelotas y hasta una clase de aerobics son todo parte de una propuesta de montaje que demuestra el por qué Rogel se ha posicionado como una de las creadoras escénicas más interesantes de la actualidad.




“No conozco a mis hijas.”

Desparpajada y cómoda en su propia piel, aunque los demás la discriminen por su peso, Mango no termina de entender cuál es el drama de que su hermana no haya llegado a casa y más bien disfruta el viaje en una patrulla policiaca. Por su parte, la inocencia que destila de la pequeña Stella es un claro resultado de la vida tan protegida que ha llevado hasta el momento. Las actuaciones en “Corazón Gordito” coronan la puesta en escena como un verdadero logro dentro de las propuestas de teatro para jóvenes audiencias. El elenco conformado por Yulleni Vertti, Alejandro Morales, Dano Ramírez y Grecia Ricart, quien alterna funciones con Meraqui Pradis, imprime veracidad y gran humor a sus personajes, destacando primordialmente a Ramírez en su interpretación de Mango. Igualmente loable resulta el doble papel que hace Veratti como la mamá y la Chimuela, ambos personajes claramente diferenciados en su interpretación, físicamente solo a través de un guiño en el arreglo del cabello.

“Usted no conoce la maldad, pero va hacia ella.”

Ser padre en el siglo XXI no es cosa fácil. Son tantos y tantos los peligros que acechan a los jóvenes en las calles como complejas las vicisitudes que les aquejan desde el interior de sus cabezas. El mensaje que nos deja “Corazón Gordito” es uno de unión familiar, de resolverlo todo a partir de la comunicación y el amor, es entender que cada una de las personas que conforman ese grupo es merecedor de atención y cariño. Si este tipo de conversaciones son las que el montaje desencadena, el mundo sin duda será un poquito mejor.

 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Corazón Gordito”

DRAMATURGIA: Saúl Enríquez

DIRECCIÓN: Angélica Rogel

ACTÚAN: Yulleni Vertti, Alejandro Morales, Dano Ramírez, Meraqui Pradis y Grecia Ricart (alternan funciones).

MÚSICO EN ESCENA: Sebastián Lavaniegos

DÓNDE: Teatro Milán

DIRECCIÓN: Lucerna 64 esquina con Milán, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Domigo 11:30 y 13:30 horas. Hasta el 12 de Abril 2020.

COSTO: $250. Boletos en taquilla y www.ticketmaster.com.mx Aplican descuentos.

DURACIÓN: 75 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera, así como las obras que se presentan en el Foro Lucerna, dentro del mismo edificio.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *