CHUCHE Y LA MÁQUINA DE NUBES

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes desean que los niños descubran, a través de títeres y leyendas, los sones mexicanos.

CHUCHE Y LA MÁQUINA DE NUBES

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Lía Rueda

“Voy a cantarles el cuento de un niño muy valiente.”

Chocho nunca imagino el gran problema en el que se metería cuando entró a la cueva sagrada de Crac Crac y liberar, sin querer por supuesto, a las serpientes que dentro de la máquina de nubes. Ahora, con ayuda de algunos amuletos que le dio su abuela, es misión del pequeño Chuche vivir toda una serie de aventuras para poder liberar a su abuelo. ¡Que suene el son más rítmico y que dé inicio el fandango veracruzano que para encontrar a esas víboras se necesita de mucha música!

“Quien entra a esa cueva debe enfrentar sus miedos más terribles.”

La belleza que se encuentra en los sones mexicanos, algunas leyendas de nuestro país y el amor que se debe tener hacia los abuelos son algunos de los temas que Oswaldo Valdovinos busca abarcar en “Chuche y la Máquina de Nubes”. Este visualmente encantador espectáculo de títeres combina la música con el teatro de manera ligera y accesible para los más pequeños aun cuando la estructura dramática de la anécdota no resulte completamente firme, posiblemente por querer abarcar demasiados temas en poco tiempo. Lo que de inicio es la historia de un niño en busca de su abuelo de pronto quiere también hablar de la leyenda de Tajín y los Siete Truenos, de la magia alrededor de la cultura mexicana, incluyendo un alush, todo esto aunado a un gran número de canciones. El resultado es un collage de líneas narrativas donde ninguna termina de ser firme.





“A las serpientes les gusta mucho la fiesta del fandango.”

Donde la dramaturgia de “Chuche y la Máquina de Nubes” realmente brilla es en el trabajo musical de Daniel de Jesús Pérez y Manuel Serna, encargados de la música original de la puesta en escena. En cuanto el primer acorde suena, adultos y niños son de inmediato transportados a las costas de Veracruz, a un cafecito donde algún trío toca un buen son. Siendo parte integral de la narrativa las canciones que son interpretadas en vivo, resulta encantador el evidente amor con que los intérpretes, incluyendo Yair Hernández, le imprimen a su música. Sin embargo, es imperativo mejorar el diseño de audio del montaje para que la música no predomine sobre el cantante, ya que a momentos no se alcanza a entender la letra de las canciones, hecho vital para poder seguir la trama.

“Mi abuelita dice que las brujas no existen.”

Montados en una pequeña balsa, Chuche y Chocho vuelven a casa, antes teniendo que lidiar con las olas del mar, telas azules que se mueven al ritmo de la música que está siendo interpretada. Chocho es un títere sombrerudo mientras que Chuche está hecho con su cabeza de caja de madera. No cabe duda que la verdadera magia de “Chuche y la Máquina de Nubes” se encuentra en la estética tan hermosa y bien cuidada detrás del diseño de los títeres y la escenografía que dan vida a la puesta en escena a cargo de la compañía Astillero Teatro. Bajo la dirección conjunta del mismo Oswaldo Valdovinos y de María Teresa Adalid, los títeres no sólo cobran vida, sino que bailan, cantan y flotan por los aires en una celebración musical de aquello que hace la cultura mexicana algo tan rico en su variedad, tan variado en sus colores y sonidos. Apoyados por las actuaciones de Itzel Casas Bobadilla y Mónica Miranda, así como de los propios directores, la obra es una celebración interactiva donde los niños seguramente descubrirán la maravilla que son los sones mexicanos.





“¿Ya vieron el relajo que armaron estas serpientes?”

“Chuche y la Máquina de Nubes” se presenta los días domingo en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico a las 13:00 horas hasta el 22 de Julio.

 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Chuche y la Máquina de Nubes”

DRAMATURGIA: Oswaldo Valdovinos

DIRECCIÓN: Oswaldo Valdovinos y María Teresa Adalid.

ACTUAN: María Teresa Adalid, Itzel Casas Bobadilla, Oswaldo Valdovinos, Mónica Miranda, Daniel de Jesús Pérez, Manuel Serna y Yair Hernández.

MÚSICA ORIGINAL: Daniel de Jesús Pérez y Manuel Serna.

DÓNDE: Foro La Gruta dentro del Centro Cultural Helénico.

DIRECCIÓN: Avenida Revolución 1500, Colonia Guadalupe Inn.

CUÁNDO: Domingos 13:00 horas. Hasta el 22 de Julio.

COSTO: $150. Disponibles en taquilla y Ticketmaster.

DURACIÓN: 45 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años de experiencia en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *