BESTIARIO HUMANO

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren dimensionar hasta qué punto los humanos somos las bestias del planeta.

BESTIARIO HUMANO

Por Juan Carlos Araujo
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)
 
“Su cuerno ha protegido a África desde siempre.”
 
Sus gruñidos se escuchan por todo el lugar. Cada paso que dan, cada nuevo movimiento que hacen, cada pensamiento que cruza sus muy primitivas mentes es sinónimo de muerte y destrucción. Si se les escucha venir, se debe huir, se debe correr a toda velocidad en dirección contraria pues acaban con todo a su alrededor. Estos no son rinocerontes, osos polares, leopardos, ni tigres o leones; podrían haberlo sido pero la mayoría ya murieron por culpa de esta terrible bestia. El futuro no es mejor, ya que acabarán con todo y su única solución será ver hacia las estrellas en busca de nuevos planetas que secar por completo. Guarda silencio y escóndete, se acercan los humanos.
 
“Este es un documental de cosas irremediables.”
 
La ecología, el calentamiento global, la sobreexplotación de los recursos naturales del planeta, la guerra, el industrialismo desmedido, la insaciable sed de poder y, sobre todo, la aterradora manera en que se ha acelerado la extinción de un sinnúmero de especies animales son unos cuantos de los múltiples temas que obsesionan al dramaturgo Diego Álvarez Robledo en su ambiciosa puesta en escena “Bestiario Humano”.
 
“Aquí un cuerno de rino no te da respeto, te quita el hambre.”
 
A partir de una fotografía en Facebook de un rinoceronte mutilado, un grupo de mujeres decide recorrer el continente africano y de ahí el mundo entero, en una fútil búsqueda por encontrar respuestas al por qué el hombre es capaz de tales salvajismos. Esta premisa ya sería suficiente para crear toda una obra de teatro alrededor suyo y transmitir con toda claridad el mensaje deseado; sin embargo, esta es tan sólo la punta de lanza. Especies en extinción que toman la palabra para defender su causa perdida, desde el corazón de África hasta las Islas Galápagos de Sudamérica,  un formato que remite a un documental de National Geographic o de Michael Moore y una historia adicional ubicada más de doscientos años en el futuro, donde la humanidad ha terminado con absolutamente todos los recursos naturales del planeta, consiguen que Álvarez Robledo no comunique su mensaje pro-planeta y crítico en contra de la humanidad entera sino que lo machaque en cada uno de los espectadores hasta el tuétano. Un trabajo monumental, sin duda, pero que resulta sumamente agotador al terminar uno con la sensación de haber sido vapuleado con el mismo mensaje una y otra y otra y otra vez. Muy posiblemente esa era la intención del dramaturgo, en cuyo caso diría: misión cumplida.
 
“Nada hay más nocivo que nuestra existencia.”
 
La dirección escénica a cargo del mismo Álvarez Robledo sigue las mismas líneas marcadas por el texto. Un mapa del mundo entero que cubre toda la pared donde se proyectarán toda una serie de imágenes, cifras y datos para enfatizar y fortalecer el discurso propuesto, pintura fosforescente lanzada a diestra y siniestra, una escalera que cobra vida propia dada las diferentes formas en que es manipulada, una pecera con agua, música tanto de instrumentos como gutural, y toda una serie de elementos más presentes en escena sobresaturan al espectador en una verdadera vorágine de estímulos que provocan, retan, agreden, hipnotizan, horrorizan, fascinan y alteran al mismo tiempo. Diego sabe y entiende de teatralidad, se nota a leguas, y lo explota hasta sus últimas consecuencias, una vez más, en un esfuerzo por machar hasta lo más profundo de cada uno de los asistentes que se debe de tomar consciencia de que este planeta no se va a salvar solo. Por supuesto que el trabajo de Daniel Ruiz Primo en la realización del dispositivo multimedia y las videoproyecciones es impresionante, así como el diseño de escenografía e iluminación que también creó junto con Miguel Moreno y el mismo director. A nivel técnico “Bestiario Humano” es un trabajo que luce y brilla por la calidad y compromiso de cada uno de los involucrados; a nivel escénico, el vertiginoso ritmo impreso por Álvarez Robledo, así como la poderosa visión que le imprime a cada segmento del montaje, dejará boquiabiertos y fascinados a muchos, verdaderamente exhaustos a otros. Una vez más lo repito, me quedo con la sensación de que eso es exactamente lo que está buscando el joven creador.
 
“El león se extinguió en el año 2123.”
 
Cuando un autor de escena tiene una visión tan ambiciosa y compleja como lo es “Bestiario Humano”, requiere de actores que se comprometan de lleno al proyecto y se dejen llevar y manipular por el director para conseguir el máximo efecto deseado. Las exigencias físicas y vocales que se requieren a nivel formal y las emociones que se deben proyectar a nivel vivencial son parte esencial del trabajo que realizan Esmina Barrios, Rosalba Castellanos, Miriam Romero, Sofía Sylwin y Lucía Uribe Bracho en un evidente y absoluto compromiso con la obra. Estas cinco actrices bufan y graznan como animales salvajes por el escenario con la misma precisión con la que explican la forma en que Europa dividió el continente africano en el siglo XIX; el mismo nivel de emotividad que utilizan para mostrar cómo su alma es desgarrada a pedazos por la simple y llana estupidez del ser humano es equiparable a la convicción con que se planea un viaje intergaláctico. El nivel interpretativo de cada una de las involucradas en el caos ordenado de “Bestiario Humano” despliega lo que un director puede llegar a provocar en actrices que se entregan con veracidad a su expresión artística.
 
“Te acompañé hasta el fin del mundo para ver cómo se acaba.”
 

El trabajo escénico que realiza Diego Álvarez Robledo no es fácil, requiere de una complicidad del espectador para darse permiso de adentrarse en la mente de este aún muy joven creador para poder compartir una visión y entender su muy complejo lenguaje. Quien decida no caminar este espinoso camino desechará “Bestiario Humano” como pretencioso e inteligible; aquel que decida evolucionar como especie, buscar ser un mejor ser humano y ciudadano de este planeta, quien cree que la extinción es algo que aún estamos a tiempo de detener, podrá encontrar una visión innovadora, atrevida y poderosa.

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)
OBRA: “Bestiario Humano”
DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Diego Álvarez Robledo
ACTÚAN: Esmirna Barrios, Rosalba Castellanos, Miriam Romero, Sofía Sylwin y Lucía Uribe Bracho.
DÓNDE: Centro Cultural Carretera 45
DIRECCIÓN: Juan Lucas Lassaga 122, Colonia Obrera. Detrás de Metro San Antonio Abad.
CUÁNDO: Lunes y Martes 20:30 hrs.
COSTO: $160. Boletos en taquilla. Aplican descuentos.
DURACIÓN: 90 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera. Cuenta con cafetería.
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *