AUSENCIA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Análisis de la escena con perspectiva psicoanalítica.

AUSENCIA

Por Jessica Canales (JessicaCanales)
Fotografías: Tania Farrow

“Qué asco me doy, no me juzguen.”

Una mujer vestida para la lluvia y cuatro sillas. Ella toma la pequeña y con eso simbólicamente se coloca bajo los personajes que trae a la memoria en su narración. Se pone por debajo, en la parte despreciada del mundo, al alcance de los pies y los escupitajos. “Ausencia” es gran trabajo dramatúrgico de Marco Vieyra junto con fragmentos de textos de Angélica Lidell quien se caracteriza por escribir para no matarse; es suicida en sus letras así que debe tener un humor espléndido como suelen tener aquellos capaces de vaciarse hasta quedarse secos para luego esperar una nueva lluvia.

“Yo hacía todo para que se quedara, hasta aprendí a estar loca de celos.”

Magali Boysselle es la actriz en escena y es fantástica, su credibilidad es total. Lo mismo se apoya en una formación histriónica vivencial que rompe la cuarta pared para buscar –para sostener- una mirada entre los espectadores y vuelve. Pensé: “Vaya, qué valiente mujer viniendo aquí a expiar sus demonios”. Y de alguna manera tengo razón: Magali se convierte en Mía, no sólo le presta su voz y su cuerpo, sino que se vuelve ella. Se embiste de su dolor y flaqueza y así habita el escenario de la Sala B de la Teatrería que cada vez es más exquisita en su curaduría.

“Me lo cojo y ya está, a lo mejor una vez que lo tenga se acabó el encanto”

“Ausencia” es brutal, está plagada de analogías poéticas tan dolorosas como bellas; es un universo hiriente y hermoso como buen villano, como cualquier perverso encantador y violento. La obra trata del acusatorio discurso de una víctima amorosa y de cómo ésta se entrega siendo leal casi adorable –postura del personaje, desde luego- a ese otro, ese que es el malvado que la toma a su placer como si ella no tuviera albedrío. Eso es lo que me parece más destacable de la obra, que pone en proscenio el discurso de quién no asume ninguna culpa, ésta es siempre de alguien a quién amó ,hombre o mujer, no importa, lo que ella busca es colocarse en ese sitio oxidado y vicioso del castigado.





“No sé qué decir cuando comienzan a hablar de mujeres que no se respetan a sí mismas.”

Con todo ese lamento Mía se ata y luego pide ser rescatada, no sólo es incapaz de mirar hacía dentro de sí y entender los engranajes que la llevan a colocarse debajo de los zapatos de los hombres que ha amado, sino que los acaricia en escena, los envuelve amorosamente y hasta los besa.

“Hay que apoyarse en el dolor para soportar el vacío.”

Mía está lejos de adentrarse en su historia hasta llegar a tocar el tramo de vida en el cual comenzó a preferir siempre el dolor. Cito a Willian Styron en su libro Esa visible oscuridad: “La pérdida en todas sus manifestaciones constituye la piedra de toque de la depresión”. ¿Qué perdió la protagonista de Marco Vieyra? No llega a saberlo ella ni tal vez tampoco él, mucho menos nosotros los espectadores quienes sólo somos testigos del contaminado embelesamiento al sufrimiento de Mía en su búsqueda de un culpable. “Ausencia” lleva a escena el cíclico proceso de una víctima y con ello nos cuestiona ¿De verdad el castigador es siempre y solamente el único responsable?

La música de la puesta es original y en vivo a cargo del maestro Bernardo Hernández González quien suma dramatismo al lamento que la narración va dictando.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Ausencia”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Marco Vieyra

ACTÚAN: Magaly Boyselle

DÓNDE: La Teatrería

DIRECCIÓN: Tabasco 152, colonia Roma Norte.

CUÁNDO: Martes 21:00 hrs. Hasta el 1 de mayo.

COSTO: $180 pesos. Boletos en taquilla y en www.lateatreria.com

DURACIÓN: 60 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *