LOS MONSTRUOS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes quieren ver un musical donde los horrores de la paternidad salen a pasear.

LOS MONSTRUOS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Iván Pasillas (@iv_moony)

“Las mamás como yo estamos en peligro de extinción.”

Patricio es un niño perfecto. Claro que tiene algunos problemas de hiperactividad, quizás un poco de sobrepeso, y su trato con sus demás compañeros de clase no sea el mejor, pero dentro de todo es un chico ejemplar. Dolores no podría ser una niña más adorable. Bueno, a veces llega a ser un poco retraída, o si se desespere pueda tener arranques de agresividad, pero eso le pasa a todos los niños mientras crecen, ¿qué no? Pato y Lola son verdaderos niños modelos, o al menos eso es lo que se repiten una y otra vez sus papás. ¿Será que mejor habría que analizarlos a ellos y no a las criaturas para encontrar toda la oscuridad que se esconde detrás de tanta perfección?

“Te vas a divertir, te guste o no.”

La paternidad, vista desde un ángulo satírico y humorístico, pero a la vez perturbador y violento, es la base sobre la que el dramaturgo Emiliano Dionisi, en colaboración con el compositor y letrista Martín Rodríguez, construye “Los Monstruos”. En voz de Claudio, papá soltero de Patricio, y típico hombre heternormado, y de Sandra, mujer ejecutiva a cargo de su no muy cooperativo esposo y mamá de Lola, este musical presenta una serie de viñetas entremezcladas con nueve canciones que dejan en claro que el tener una bendición en casa no es exactamente tan bello o mágico como parecía.




“El problema son los demás que no entienden que tú no eres igual.”

La obra comienza con entrevistas con la directora para que Pato y Lola puedan ingresar a un nuevo colegio a mitad del curso. Una fiesta infantil donde las cuestionables conductas llevan a los papás a conocerse y revelar un poco más de lo que deberían sobre sus sentimientos hacia sus hijos; buscar compensar la ausencia con objetos materiales; compartir demasiado con una pequeña de seis años sobre problemas maritales; negociar desesperadamente la bajada de un árbol antes de que la vergüenza pública acabe con la poca dignidad que le queda a una mujer. La premisa de “Los Monstruos” queda en claro tras un par de escenas. La complejidad de los personajes, neurosis, vicios, agresividades e insatisfacciones se entre dejan ver a lo largo de la narrativa, principalmente durante una fiesta infantil, quizás la mejor construida escena de toda la obra. En momentos clave, los hijos de Claudio y Sandra toman la palabra, principalmente revelando información por demás oscura y perversa detrás de tantas buenas paternidades. Entre todo esto, una serie de canciones hacen su aparición, algunas de ellas profundizando la trama, otras meramente ilustrando lo ya establecido. La obra cuenta con un gran sentido de humor negro y sólidos números musicales. No obstante, la dramaturgia tiende a empantanarse con ciertas viñetas, en la parte media de la historia, que a pesar de ser interesantes, sólo dan vueltas sobre un eje que ya ha quedado establecido y que no necesariamente profundizan ni en trama ni en personajes. Una vez dicho esto, el escalofriante giro final de tuerca de la obra, mismo que lleva a replantear varias temáticas, es capaz de congelar la sangre por completo con un final que abrirá discusión, sin duda.

“Ese niño me odia.”

Cuando Alejandro de la Madrid interpreta al chico de 11 años Patricio, él toma asiento en el suelo y da la espalda al público. Sus confesiones sobre su sentir, su quiebre emocional, una de las escenas más poderosas de la obra, suceden hablando a una esquina en el fondo del escenario. Esto mismo sucede con Anahí Allué, quien en un par de momentos encarna a la pequeña Lola de seis, ella sí caracterizada con ciertos elementos como unas calcetas blancas y una coleta, pero no enfrenta al público, todo se dice a una pared. La dirección del mismo Emiliano Dionisi sobre “Los Monstruos” constriñe la acción a un muy reducido espacio en el que los dos actores tienen que accionar sin entorpecerse el uno al otro. Dentro de este cuadro, donde se perciben algunos elementos de los niños como son un cuaderno, mochilas o chamarras pequeñas, se cantan canciones, se realizan las grandes revelaciones, pero a momentos no permitiendo al público ser cómplice de ellas, ya sea por una cuestión de isóptica o porque el montaje intencionalmente aleja al espectador de sus personajes, como es descrito en las escenas arribas mencionadas. Se aprecia el buen manejo de ritmo a lo largo de toda la obra, así como la mezcla de tonos establecidos para la actuación para dar mayor peso o liviandad a las escenas.




“Estoy cansada de tener miedo todo el tiempo.”

Lola se ha trepado en un árbol en un centro comercial y Sandra no logra que se baje. Una vorágine de emociones estalla una madre que no sabe si negociar, rogar, amenazar, llorar o qué para que la niña baje. Este momento da pie a la canción ¿Por qué a Mamá? donde, en un momento, Sandra se transforma en ella misma de niña hablándole a su propia madre y cuestionándola. “Los Monstruos” cobra urgencia, verdad y relevancia gracias al comprometido y honesto trabajo actoral y vocal que realizan Anahí Allué y Alejandro de la Madrid. Abordando sus personajes desde aristas distintas, de la Madrid desde el realismo y la contención de un hombre atormentado por sus propios demonios, Allué desde un toque fársico que acentúa la neurosis de la mujer que trata fallidamente de tener una vida perfecta, ambos actores despliegan sus capacidades para desarrollar universos por separado, crear complicidad escénica cuando comparten escenas, y sacar a relucir sus dotes como cantantes. No cabe duda de que sin este gran talento en el escenario, la puesta en escena sencillamente no llegaría a buen puerto.

“Como hija das pena.”

Siempre he pensado que mi papá fue un gran hombre, una de las figuras más maravillosas en mi vida, mi madre un ejemplo a seguir y a quien considera una de mis mejores amigas. Sin embargo, y si soy honesto, podría encontrar en mi pasado a una mujer que solía gritar muchísimo en el coche cuando iba por nosotros a la escuela, un hombre que engañó múltiples veces a mi mamá, a una señora que siempre hablaba de cuán perfecto era, a un padre que nos encargaba mil veces con mi abuela y no estaba tan presente como hubiera querido. La paternidad es una cosa monumentalmente difícil realizada por gente que casi siempre no está preparada para hacerlo. ¿Eso los convierte en monstruos? Antes de responder, quizás primero debería de buscar los colmillos, las garras y los cuernos en mi propio reflejo en el espejo.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: Los Monstruos

DRAMATURGIA: Emiliano Dionisi

COMPOSICIÓN MUSICAL Y LETRAS: Martín Rodríguez

DIRECCIÓN: Emiliano Dionisi

ELENCO: Anahí Allué y Alejandro de la Madrid.

MÚSICOS EN VIVO: Edgar Ibarra, Diego Galindo, Pablo A. Yescas y Moni del Valle.

DÓNDE: Foro Lucerna

DIRECCIÓN: Lucerna 64, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Martes 20:30. Hasta el 20 de Diciembre 2022.

COSTO: $650. Disponibles en taquilla y Boletos para Los Monstruos | Detalle de fechas para Obras de teatro | Ticketmaster MX

DURACIÓN: 110 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking.

COMPARTE!

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.