VÓRTICE, UNIVERSO PARALELO PARA TRES AEROPLANOS

Por  |  1 Comentario
COMPARTE!




Para quienes desean aplaudir un montaje que fusiona exitosamente la escena, el cine y el espacio en pro del planeta.

VÓRTICE, UNIVERSO PARALELO PARA TRES AEROPLANOS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“Si el planeta ya está perdido, más vale mudarse a otra dimensión.”

El año es 2068 y el planeta está al borde del colapso a causa del catastrófico daño ecológico que el hombre ha provocado. La doctora Szuchmacher, junto con la computadora HAL, buscan alguna manera de poder salvar a la humanidad. Al mismo tiempo es el año 3049, tiempo en que el ser humano ha tenido que abandonar su devastado planeta para colonizar tierras marcianas. Sin embargo, sesde el espacio este prospecto no se ve tan prometedor. Desde un universo paralelo, en un aquí y ahora sin definición, un poeta, un explorador y una aviadora con sueños cumplidos y frustrados a la vez son testigos de como los que alguna vez se levantaron como la raza suprema se revelaron como una plaga que arrasó con la preciada vida en la Tierra.

“Somos la encarnación viviente de una paradoja.”

En un intento por lanzar un mensaje urgente sobre el inminente e irreparable daño que el hombre le está haciendo al mundo a nivel ecológico, Jorge Maldonado escribe “Vórtice, Universo Paralelo para Tres Aeroplanos”. Ambiciosa en su envergadura, compleja en su narrativa, entremezclando el teatro con el cine de ciencia ficción, sobre explicativa en sus preceptos y sentimentalmente exacerbada, la dramaturgia combina tres líneas argumentales cada una ofreciendo material suficiente para ser una obra por sí misma.

“¿Qué año es en su realidad?”

Una astronauta flotando perdido en el espacio hacia su fatal destino, una investigadora tratando de evitar un cataclismo atmosférico y tres grandes figuras de la historia – Amelia Earhart, Roald Amundsen y Antoine de Saint-Exupéry – atrapados en una dimensión paralela junto con un conejo morado. A pesar de un final poderoso y conmovedor que finamente consigue lanzar su tan necesaria propuesta de salvar al mundo, “Vórtice, Universo Paralelo para Tres Aeroplanos” es un trabajo de dramaturgia abigarrado e inconsistente entre sus preceptos y lenguajes. La ficción en la que se encuentran la primer mujer en cruzar el Atlántico, el más importante explorador de los polos y el escritor de El Principito es interesante por sí misma, poderosa en su propuesta de hablar de cómo el alcanzar el éxito no es una garantía de la felicidad. No obstante, al ser combinada con las historias del futuro próximo y de más de mil años, todo envuelto entre lo poético y lo científico que la contundencia y el interés se diluye.

“Lo esencial es invisible para los ojos.”

El piso del teatro pareciera ser la superficie lunar. Ahí se puede ver una nave espacial en cuya cúspide se encuentra un invernadero. Al fondo, una pantalla que abarca la pared entera proyecta el último vuelo de Earhart como si se tratara de una película antigua en blanco y negro, la pantalla de una laboratorio en San Luis Potosí donde la computadora HAL trata de establecer comunicación con otra dimensión o maravillosas imágenes del espacio o de la magnifica esfera azul que llamamos Tierra. El verdadero logro de “Vórtice, Universo Paralelo para Tres Aeroplanos”, uno que merece admiración y respeto, se encuentra en la dirección de David Psalmon quien, junto con un gran equipo creativo, consigue un espectáculo visual que fusiona lo cinematográfico con lo netamente teatral dando como resultado la creación de toda una serie de universos en tan pequeño espacio.

“La especie humana está destinada a desaparecer.”

Desde el simple uso de hielo seco debajo de la nave espacial hasta un bizarro político en video que recuerda a Max Headroom, personaje virtual de MTV en los 80s, cada uno de los detalles que conforman la propuesta de montaje de “Vórtice, Universo Paralelo para Tres Aeroplanos” revela la minuciosidad con la que Psalmon ha llevado su visión al escenario. La música en vivo de Francisco Bringas, la escenografía de Ana Patricia Yañez, la iluminación de Sergio López Vigueras, el vestuario de Mario Marín del Río y, principalmente, la realización cinematográfica de Juan José Saravia, son algunos de los muchos elementos que se conjuntan para dar un ejemplo de como el teatro es capaz de poner a un hombre en el espacio cuando se conjunta el talento necesario para hacerlo realidad.

“¿Me pregunto si nuestro paso por el planeta podría haber sido diferente?”

Con un elenco conformado por Rodolfo Arias, Enrique Arreola, Beatriz Luna, Micaela Gramajo y Osvaldo Sánchez sobre el escenario, Joaquín Cosío, Hernán Mendoza y David Psalmon como personajes virtuales y la participación vocal de Gastón Yanez y Xavier Villanova, “Vórtice, Universo Paralelo para Tres Aeroplanos” se presenta de jueves a domingo en el Teatro Santa Catarina hasta el 15 de Marzo.

 

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Vórtice, Universo Paralelo para Tres Aeroplanos”

DRAMATURGIA: Jorge Maldonado

DIRECCIÓN: David Psalmon

ACTUAN: Rodolfo Arias, Enrique Arreola Beatriz Luna, Micaela Gramajo y Osvaldo Sánchez.

PERSONAJES VIRTUALES: Joaquín Cosío, Hernán Mendoza, David Psalmon

VOCES EN OFF: Gastón Yanez y Xavier Villanova.

MÚSICO EN VIVO: Francisco Bringas

DÓNDE: Teatro Santa Catarina

DIRECCIÓN: Jardín Santa Catarina 10, Plaza de Santa Catarina, Coyoacán.

CUÁNDO: Jueves, Viernes y Sábado 19:00, Domingo 18:00 hrs. Hasta el 15 de Marzo 2020.

COSTO: $150. Boletos en taquilla. Aplican descuentos.

DURACIÓN: 150 minutos sin intermedio

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *