UNA MENTIRA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren ver un trágico melodrama familiar de gran calidad teatral.

UNA MENTIRA

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Producción
 
“Puedes decirme señora.”
 
En esa casa vive muy felizmente la señora O’Conner con su marido, el señor O’Conner y su hijo. Al menos eso es lo que aparenta. Si le preguntamos a la servidumbre que trabaja y vive en esa casa, puede ser que la historia sea muy diferente. La señora mantiene un firme control de su casa, o al menos eso cree; el señor tiene mucho cariño que dar, pero a la persona equivocada; el niño tiene a su nana quien lo cuida y se encarga de su bienestar, aunque pronto ella se convertirá en el mayor problema de ahí. Mientras tanto, las sirvientas limpian la casa, observan todo y callan cuando les conviene, pero cuando deben de hacerlo, hablarán y entonces todo se derrumbará.
 
“Mi casa está en tus manos.”
 
Basándose en la novela de la escritora mexicana/estadounidense Jennifer Clement, “Una Historia Verdadera Basada en Mentiras”, la muy reconocida dramaturga Ximena Escalante se da a la tarea de llevar a escena la dramática historia de Leonora, una inocente e ignorante mujer que trabaja como sirvienta y nana dentro de una familia adinerada en la Ciudad de México de finales de los años cincuenta. La versión de Escalante, intitulada “Una Mentira”, respeta la estructura narrativa de la novela, mantiene la poética en prosa de los diálogos originales y lleva un estupendo equilibrio entre la tragedia y el melodrama, Escalante ha encontrado la forma de dar nueva fuerza a la novela de Clement, sobre todo al imprimir gran teatralidad a la relación entre las tres sirvientas que trabajan en la casa de los O’Conner, detalle que resultará delicioso al espectador quien no puede dejar de involucrarse en los tejes y manejes de estas mujeres.
 
“Señor, usted respira muy rápido.”
 
Ciertamente la anécdota de una sirvienta que es seducida por su patrón, resultando embarazada y todos los problemas que conlleva resultarán conocidos a aquellos que disfrutan del cine mexicano; uno no puede a momentos evitar recordar películas como “María Isabel” a la hora de estar viendo como este drama familiar se desenvuelve. Sin embargo, Escalante sabe su oficio y entiende cómo explotar de mejor manera las situaciones para alejarlas del clásico melodrama cinematográfico o televisivo, para realmente capturar la esencia de la novela y llevarla a niveles que incluso remiten a “Las Criadas” de Jean Genet, como la misma autora lo menciona en el programa de mano. Lejos de sólo mantenerse en la anécdota de una familia disfuncional, Escalante explora la naturaleza misma de una mentira, su capacidad de ser creída por todos, o de callarla si así es conveniente, mientras que para el mundo exterior todo pareciera seguir en orden. Es en este punto donde la versión escénica realmente cobra sentido y poder.
 
“Cuando estoy hablando con ustedes, ¿estoy hablando con alguien?”
 
Nada de esto podría realmente llegar a buen puerto sin una propuesta de dirección que sustentara la dramaturgia de Ximena. Es aquí donde entra uno de los directores teatrales más prometedores en la escena mexicana contemporánea para ponerle a “Una Mentira” su sello personal. Mauricio García Lozano, a quien recientemente admiramos por su bello trabajo en “La Ilusión” (crítica en www.entretenia.com), crea un espacio de lo más interesante a partir de un omnipresente árbol al fondo del escenario y una cocina que tiene las funciones de un escenario giratorio, mismo que le da al público la idea de estar viendo una historia desde diferentes puntos de vista. Aunado a esto, García Lozano se encarga de establecer un ritmo pausado a la obra que refleja perfectamente la poética de los diálogos y la tensión contenida que existe, sobre todo dentro del alma de la señora O’Conner. El director conoce su oficio, algo que se nota con claridad en su manejo estético y elegante de las escenas eróticas de la historia o en su forma de crear atmósferas tanto incómodas o de cierta familiaridad con la misma facilidad. Posiblemente el mayor atino en la dirección de García Lozano llega al final de la obra, con un cuadro escénico verdaderamente poderoso, que congela la sangre y que se logra grabar en la mente del espectador gracias al impresionante nivel de teatralidad que maneja.
 
”Yo quiero que mi vida se parezca a algo que parezca una vida.”

«Una Mentira» realmente brilla esplendorosamente en las actuaciones de cada uno de los integrantes del elenco. Ana Ofelia Murguía, una verdadera institución actoral en nuestro país, es simpática y chocante a la vez como la muy metiche y doble cara Sofía, una sirvienta que lleva años al servicio de la familia. Olivia Lagunas, quien me ha sorprendido en múlitples ocasiones con su enorme capacidad, me deja boquiabierto al verdaderamente convertirse en una niña de once años de forma tan convincente que al final de la función pude escuchar a personas del público comentando sobre si era correcto que una niña tan joven participara en una obra de teatro con un contenido tan fuerte. Ana Ligia García demuestra que una verdadera actriz es capaz de darle vida a un personaje con sólo dos palabras en sus parlamentos y Mariana Giménez se encuentra en punto al personificar con destreza a una típica ama de casa de finales de los años cincuenta. Sin embargo, la que realmente se lleva las palmas es Gabriela Núñez como la sufrida Leonora quien verdaderamente consigue que todos los espectadores veamos en escena a esta criada de pueblo, desinformada y soñadora, buscando hacer las cosas de la mejor manera posible, aunque todos sepamos que no lo podrá lograr. Sin duda, el elenco entero de «Una Mentira», incluyendo a Andrés Weiss como el chocante y seductor señor O’Conner, son prueba de la calidad actoral que existe hoy en día dentro de la Compañía Nacional de Teatro.

“Tú me encerraste en mi propia casa.”
 
Todos tenemos una familia perfecta donde no existen los problemas, el amor siempre se encuentra en el lugar correcto y la armonía reina en cada rincón. Al menos eso es lo que siempre buscamos aparentar de la puerta para afuera. No es verdad. A puerta cerrada, cuando las visitas se han ido, en el silencio incómodo que queda cuando sólo están las personas que habitan ahí, una casa está llena de disfunciones, rencores, pleitos, reclamos y, por supuesto, mentiras que unos dicen, otros escuchan y alguien más calla.
 
“Usted me paga para que le sirva.”
 

Dedico esta crítica a una mujer que ha sido testigo de mis alegrías y enfados, tristezas y logros, durante casi veinte años. Gracias Dominga Méndez por limpiar mi casa, lavar mi ropa, preparar mi comida, escucharme cuando he tenido que desahogarme y por darme consejos cuando me he sentido perdido. No eres mi sirvienta, ni mi criada, ni la muchacha, eres mi amiga.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)
OBRA: “Una Mentira”
DRAMATURGIA: Ximena Escalante basada en la novela “Una Historia Verdadera Basada en Mentiras” de Jennifer Clement.
DIRECCIÓN: Mauricio García Lozano
ACTUAN: Ana Ligia García, Mariana Giménez, Olivia Lagunas, Ana Ofelia Murguía, Gabriela Núñez y Andrés Weiss.
DÓNDE: Sala Héctor Mendoza
DIRECCIÓN: Francisco Sosa 159, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán.
CUÁNDO: Jueves y Viernes 20:00, Sábado 19:00 y Domingo 18:00 hrs.
COSTO: Entrada libre. Reservaciones: públicos.cnteatro@inba.gob.mx
DURACIÓN: 90 minutos sin intermedio
DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.