TODOS LOS PECES DE LA TIERRA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes sepan que la vida gira con vueltas de tuerca, sublimaciones y anagnórisis.

TODOS LOS PECES DE LA TIERRA

Por Jessica Canales (@jessicacanales)

Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

“Tus más grandes deseos dejan de tener sentido cuando pierdes algo que ya tenías.”

Un sentido monólogo de Bárbara Perrín Rivemar contado a dos voces. Dos actrices dan vida a Marina, una niña vacía que va narrando despedidas, deseos no cumplidos, desilusiones, abandonos pérdidas, enojos, distanciamientos y deseos incumplidos, a la par que también cuenta sorpresas y encuentros, cómo construye vínculos afectivos y se concilia con sus duelos.

“Qué tan patética debe de verse uno para que un perrito le tenga lástima.”

“Todos los Peces de la Tierra” es una viaje de vida y en él se dan cita con franqueza descarnada las poquísimas y resolutivas posibilidades que tuvo una adolescente como herramientas para poder digerir la ausencia de su madre y las escuetas respuestas de su padre. El personaje de Marina es por demás interesante porque su ángulo de óptica, desde el cual narra y se narra, está colocado en un sin lugar. Es para el espectador una forma inusual de conocer las entrañas de un personaje que late en escena.

“Esta paz es un presentimiento horrible.”

Las actrices que dan vida a Marina son Gina Martí y Adriana Montes de Oca. Es mi percepción que Martí viene de una formación formal de actuación, mientras que Montes de Oca de una vivencial, lo cual hace que el trabajo histriónico sea desempatado. En lo personal prefiero, y por mucho, que las actuaciones sean vivenciales como la Adriana Montes de Oca quien es capaz de mirar el mar y nosotros verlo en sus ojos.

“Tu ausencia me pesa como un ancla que me arrastra hacia el fondo.”

La dirección es de Alejandro Ricaño, el también –y estupendo- dramaturgo xalapeño quien tiene gusto por montar textos veloces como Fractales (crítica en www.entretenia.com), la cual es una puesta ágil. “Es muy Ricaño” comenta el crítico Juan Carlos Araujo y sí; la dirección de personajes de “Todos los Peces de la Tierra” es un claro ejemplo del estilo de dirección de Ricaño, siendo que Fractales tenía muchísimo trazo escénico de formas y desplazamientos que obligaban a que el texto tuviera respiros.

“A pesar del dolor, escúchame cantar.”

“Todos los Peces de la Tierra” se desenvuelve en un mínimo y móvil escenario diseñado por el mismo Ricaño y es lindísimo, pero no hay “pretexto” para los silencios y, en mi opinión, se ocupan. Marina no sólo viaja a conocer el mar, sino que también recorre sus entrañas y sentimientos, se encoleriza con la vida y logra hacer las paces con ella y eso necesita un respiro.

Este montaje de “Todos los Peces de la Tierra” es sin duda una de las obras que hay que ver, es un estupendo trabajo en todos los sentidos. Aquellos puntos que resalto son minucias de quien adora ver buen teatro como todo el que hace el señor Ricaño. En este espacio de mirón teatral adiestrado se agradece poder decir más que lo propio de una simple reseña.

No podría dejar de mencionar la cálida iluminación a cargo de Roberto Paredes y el magnífico diseño sonoro que curó el director. Ambos, iluminación y música, cuentan a su modo la historia de Marina. Enhorabuena.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Todos los Peces de la Tierra”

DRAMATURGIA: Bárbara Perrín Rivermar

DIRECCIÓN: Alejandro Ricaño

ACTÚAN: Gina Martí y Adriana Montes de Oca.

DÓNDE: Teatro la Capilla.

DIRECCIÓN: Madrid 13 en Coyoacán.

CUÁNDO: Miércoles a las 21:00 horas.

DURACIÓN: 60 minutos sin intermedio.

PRECIO: $250. Aplican descuentos. Boletos en taquilla y en www.redticket.com

DATOS DEL TEATRO: El metro más cercano es Coyoacán. No cuenta con valet parking o estacionamiento.

COMPARTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *