SYLVIA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes entienden el profundo amor que se puede desarrollar con el mejor amigo del hombre.

SYLVIA

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“Voy a tratar de darte un buen hogar.”

Con su amor incondicional y con esa carita tan encantadora se ganó casi de inmediato el corazón de Fede, haciendo que fuera inevitable que se la llevara a vivir a su casa para desgracia de su esposa. Claro que cuando llegaron, ninguno de los dos se pudo imaginar todo lo que esto desencadenaría tanto a nivel personal como profesional en la vida de un hombre cansado de no poder hacer algo verdaderamente real. Cuidado, la relación entre un hombre y su perra puede ser algo mucho más complejo que va más allá de lo que es una simple mascota.

“Un hombre y su perro… eso no es cualquier cosa.”

Un triángulo amoroso conformado por un frustrado ejecutivo, su muy exitosa esposa y una perra es parte de la trama que el dramaturgo norteamericano plantea en “Sylvia” un melodrama con tintes de comedia que explora los lazos afectivos que se pueden llegar a crear entre los humanos y los animales que adoptan como mascotas. A este planteamiento, el autor entremezcla temas adicionales como son las crisis del nido vacío o la de la edad madura con destreza para poder mantener el interés del público a lo largo de dos actos en una historia por demás sencilla.

“Ella es de las que ve la naturaleza como una amenaza.”

Con buen sentido del humor, la ingeniosa idea de permitir a la perra entablar diálogos con sus amos así como expresar sus pensamientos y una buena dosis de chantaje manipulador sentimental, “Sylvia” es un trabajo ligero de dramaturgia con el potencial de tocar fibras profundas emocionales, particularmente en los espectadores que amen a los caninos, a pesar de tener serios huecos en la línea dramática, particularmente en el camino final de la resolución. No obstante, la obra logra su objetivo de involucrar al espectador con los personajes principales de la obra en su apego emocional con un animal.





“Aquí tengo un buen hogar.”

Con una escenografía en distintos niveles de altura para separar el mundo de los humanos del de los perros, o sea el parque, con música en vivo casi exclusivamente para marcar las transiciones entre escenas y un ritmo bien logrado, la dirección que plantea José Sampedro en “Sylvia” es capaz de exacerbar el sentimentalismo inherente en la obra al mismo tiempo que lleva la comedia a niveles mucho más altos de los presentes en el texto, aportando una muy necesaria dosis de humor pero sin caer en los chistes baratos. Sin duda, Sampedro logra sacarle mayor brillo a las palabras del autor en una propuesta tradicional que ayuda a que la narrativa fluya.

“Me urge que me dejen de pedir que me siente.”

Una perra bien portada se convierte en un abrir y cerrar de ojos en una oligofrénica desquiciada o en una ardiente seductora ya sea por la presencia de un gato o por encontrarse en celo. La actuación que realiza Cecilia Arias en el papel titular de “Sylvia” es el claro resultado de su gracia, ingenio y un buen entendimiento del papel tanto por ella como por el director. De tal manera que la fusión entre perro y actriz es cómica sin ser fársica, honesta sin ser excesiva, divertida y sostenida a la vez. Sin embargo, resulta desconcertante que su contraparte humana, interpretada por Odiseo Bichir en el papel de su dueño, sea de una sola nota, sin matices ni exploración, afectando el ritmo de la puesta y el trabajo en general del resto de la compañía dado que pareciera que el actor decidió hacer su papel como un hombre blando y gris pasara lo que le pasara. Una vez dicho esto, se aplaude también el buen trabajo de Alejandra Barros como su esposa y, particularmente, la magnífica labor que realiza Rubén Branco interpretando tres papeles diferentes en la obra, siendo su apropiación de la amiga Lily una de las actuaciones más divertidas y frescas que he aplaudido en todo el año.

“Que la mejor especie gane.”

Esta crítica se la dedico a mi pastor belga Blackie, al callejero Bola, a la labrador Binka y, más que a nadie a mi queridísimo Fox Terrier Dyke. Perritos hermosos, amados compañeros de vida que me dieron su amor incondicional en todo momento, que siempre me recibían con una sonrisa y en quienes podía siempre confiar para mantenerme compañía. A todos los perros que me han acompañado en mi camino… los extraño, los quiero, los recuerdo.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Sylvia”

DRAMATURGIA: A. R. Gurney

ADAPTACIÖN Y TRADUCCIÓN: Rafa Maza

DIRECCIÓN: José Sampedro

MÚSICA EN VIVO: Oscar Peralta

ACTÚAN: Cecilia Arias, Alejandra Barros, Odiseo Bichir y Rubén Branco

DÓNDE: Teatro Julio Prieto

DIRECCIÓN: Eje 4 Sur Xola y Nicolás San Juan, Colonia Del Valle

CUÁNDO: Martes 20:30 hrs.

COSTO: $350. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN:100 minutos con un intermedio de 10 minutos.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *