LAS TERRIBLES DESVENTURAS DEL DOCTOR PANZA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes desean que los niños aprendan que la felicidad está muy lejos de la comida chatarra.

LAS TERRIBLES DESVENTURAS DEL DOCTOR PANZA

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“Vayan abriendo el apetito y la imaginación.”

Las cosas no van nada bien para el Doctor Panza y sus achichincles Chicharrón y Mueganito. Las poblaciones de Villa Pozole, Villa Jamón y Villa Pastelillo Relleno están a la baja y la Corte Venenito se está poniendo cada vez más exigente con la cuota de gordos que tienen que entregar. Es hora de tomar medidas drásticas y buscar un caso que pueda salvar al doctor de ser degradado a nivel de maestro, o peor aún, licenciado. Quizás ese muchachito al que llaman manitas y que pareciera ser bueno con el fútbol pueda ser la solución… o no.

“Un nuevo día, un nuevo gordo.”

La obesidad, tanto infantil como adulta, es el tema central que aborda el dramaturgo Ángel Luna en “Las Terribles Desventuras del Doctor Panza”. A partir del punto de vista del antagonista, donde el personaje titular es el encargado de llenar de gordos el mundo so pena de recibir un terrible castigo, Luna construye una obra musical infantil con una buena mezcla de humor tanto inocente como negro que saca buenas risotadas de chicos y grandes desde las butacas.





“Más vale un gordo feliz que una triste lombriz.”

En la escuela, dos chicos son víctimas de bullying. Uno por su problema de sobrepeso, el otro por no tener una mano. Este último vive muy feliz y en paz con su discapacidad, pero es el mundo, sus padres incluidos, quienes parecieran obsesionados con esa parte faltante de su cuerpo. Es él, el pequeño Julito, quien será el objetivo principal del Dr. Panza. En su ambición, podría incluso decirse en su gula, “Las Terribles Desventuras del Doctor Panza” busca tocar temas satélites al de la obesidad, abriendo discusiones adicionales sobre el bullying, la discapacidad e incluso el fútbol, al mismo tiempo que se adentra en el mundo imaginario del personaje titular. El resultado es positivo, sin duda, las carcajadas y constantes participaciones de los niños son prueba fehaciente del hecho, pero no lo suficientemente contundente en ninguno de los temas que busca abarcar ya que son demasiadas las puertas que se abren.

“Tienes que hacer el juramento tragón.”

Una escenografía tubular cobriza, que podría remitir con igual facilidad a una visión industrial o a los tubos que conforman algún instrumento musical, y un diseño de vestuario que incluye un sombrero de copa gigantesco en la cabeza del Dr. Panza que podría ser la conjunción del universo de Mad Max con el de Alicia en el País de las Maravillas. Apoyado por el magnífico trabajo de Mauricio Ascencio en los dos rubros antes mencionados, el director Roam León lleva “Las Terribles Desventuras del Doctor Panza” a niveles de los más divertidos de teatralidad. Números musicales con cierta dosis de cabaret que nos recuerdan los trabajos de la Sensacional Orquesta Lavadero,  toques absurdos como una vendedora de gorditas gigantes que convierte la batería sobre el escenario en su anafre, y recreaciones de partidos de fútbol a partir de una pelota que es manipulada libremente con un palito para poder hacer las más maravillosas jugadas futbolísticas en escena son tan sólo algunos de los aciertos de León quien claramente supo explotar las fortalezas del texto y llevarlas a un lugar de absoluta diversión.





“Cuando como ya no me siento tan triste.”

Tras mostrarse malévolo mientras cantaba una canción sobre las delicias de la gordura, el Dr. Panza se encuentra aterrorizado frente a la Corte Venenito, la cual recuerda de inmediato a la Santa Inquisición, pero con problemas de tartamudez. Más adelante en la obra, el nefando agente de la gordura muestra su desesperación frente a Julito quien sencillamente no quiere aceptarle un pastelillo lleno de calorías. La actuación de Andrés Torres Orozco es tan sólo un ejemplo del buen trabajo actoral que realiza el elenco entero de “Las Terribles Desventuras del Doctor Panza” conformado también por Gerson Martínez, Bruno Salvador, Ángel Luna, Roam León, Hugo Rocha, Hernán Romo y Hazael Rivera, alternando funciones. Además de cantar varios números musicales, donde también tocan los instrumentos, el elenco se deja llevar con diversión por las locuras de la puesta en escena, hecho que se transmite hasta los asistentes quienes se contagian de tan buen divertimento. Una lástima, sin embargo, que el trabajo vocal de los actores a la hora de cantar se vea perdido por un diseño de audio que ahoga sus voces bajo el demasiado alto volumen de los instrumentos musicales.

“Uno no sabe que es gordo hasta que alguien te lo dice.”

Soy gordo. En algún momento de mi vida llegué a pesar 130 kilos y no, no era bonito. Pero debo decir que no lo era no porque me molestara mi peso, siempre me ha gustado el reflejo que encuentro en el espejo, sino por la manera en que el mundo me percibía, me juzgaba y me rechazaba. Hoy peso 94 kilos, sigo estando gordo, el Dr. Panza continúa haciendo de las suyas conmigo y es con una profunda tristeza que confieso que aún me duelen los adjetivos que las personas usan para referirse a mí de manera despectiva. Amo quien soy, vivo muy en paz con mis lonjas y mis estrías, no así con que una persona a quien consideraba mi amiga refiriéndose a mí como gordo de la manera más ofensiva.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Las Terribles Desventuras del Doctor Panza”

DRAMATURGIA: Ángel Luna

DIRECCIÓN: Roam León

ACTUAN: Andrés Torres Orozco, Gerson Martínez, Bruno Salvador, Ángel Luna, Roam León, Hugo Rocha, Hernán Romo y Hazael Rivera (alternan funciones).

DÓNDE: Teatro Benito Juárez

DIRECCIÓN: Villalongin 15, Colonia Cuauhtémoc. Frente al monumento a la Madre.

CUÁNDO: Sábado y Domingo 13:00 hrs. Hasta el 24 de Junio.

COSTO: $150 entrada general. Boletos en taquilla y en el sistema ticketmaster. Aplican descuentos.

DURACIÓN: 75minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con valet parking o estacionamiento. Se encuentra enfrente del Monumento a la Madre.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años de experiencia en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *