LA ESTÉTICA DEL CRIMEN

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren ayudar a descubrir quién es el culpable de un muy divertido asesinato.

LA ESTÉTICA DEL CRIMEN

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“Quien haya matado a la Señora Pratt se encuentra en este lugar aquí y ahora.”

La muy refinada clientela que visita Ton’s de Polanco Hair Salon para cortarse el pelo, hacerse un peinado o simplemente recibir una sangrienta afeitada nunca esperaron que las dulces notas de piano provenientes del piso de arriba se convertirían en un brutal asesinato que dos ineptos policías tendrán que resolver con ayuda de unos cuantos testigos sentados en la oscuridad. Tijeras escondidas en botes de basura, cepillos de dientes supuestamente guardados en maletines y una que otra llamada misteriosa son parte de las pistas para encontrar al culpable de este crimen. Presten atención, miembros del público, ya que ustedes serán quienes decidan la solución a este crimen, siempre y cuando se hayan percatado de todas las pistas.

“Estamos en la resolución de un crimen sangriento, todo tiene que ver.”

Un muy amanerado estilista con ligeros problemas para controlar su ira, una asistente con muchos más secretos de los que acepta, una adinerada dama de sociedad que esconde un hábito nada honesto en el interior de su bolsa y un comerciante de antigüedades con una capacidad de sangrado muy alta son los cuatro sospechosos del asesinato de la famosa pianista Isabel Prat en “La Estética del Crimen” del dramaturgo alemán Paul Pörtner. Esta comedia de misterio y enredos resulta divertida en su premisa narrativa inicial, pero se convierte en una experiencia teatral única e hilarante gracias a un muy inteligente giro de tuerca que la ha convertido en una de las obras de teatro más exitosas en los Estados Unidos.

“Aquí hay probable responsabilidad de los cuatro.”

Al convertir a todos los espectadores en la sala en los verdaderos protagonistas de la historia, ya que son ellos quienes se encargan de resolver el crimen a través de una cómica reconstrucción de los hechos y un interrogatorio posterior, “La Estética del Crimen” es un exquisito y comiquísimo juego escénico que confronta a los personajes de la obra con el público. Esta divertida y original particularidad alcanza su punto más alto cuando los asistentes son quienes deciden, a través de sus votos, quien fue el asesino de la Sra. Prat, eligiendo así el final mismo de la obra.





“Se trata de lo que viene siendo un asesinato doloso.”

Un pequeño corte de navaja en la cara de un cliente es motivo para que todos los personajes salgan corriendo despavoridos por todo el escenario, el contenido entero de un bote de espuma para rasurar lanzado en la cara de un policía encubierto y gritar a todo pulmón en lugar de hablar son algunas de las decisiones que la directora de “La Estética del Crimen” Rina Rajlevsky toma, llevando una comedia que debería ser actuada con absoluta seriedad a los terrenos caricaturescos de la farsa. Sin embargo, gracias a un texto de absoluta solidez, traducido y adaptado por Alberto Lomnitz y Alberto Esquerra, y apoyada por un equipo tanto artístico como de producción de gran talento, el montaje resulta más que exitoso cuando la interacción con el público comienza y se dejan de lado varios recursos escénicos superados que apuestan más por una risa fácil y forzada que por la inteligencia de quienes asisten a ver la obra.

“A partir de este momento vamos a determinar democráticamente quién es el culpable.”

Resulta refrescante y motivo de enorme felicidad el ver que una de las productoras teatrales más poderosas del país por fin ha decidido apostar por las tablas y el talento en lugar de la fama para conformar sus elencos. Los participantes de “La Estética del Crimen” son una estupenda amalgama de comicidad, talento, experiencia escénica y capacidad para la improvisación. Ya sea escuchando a Monsterrat Marañón vociferando sobre sus derechos detrás de una puerta, viendo a Omar Medina tratando de sacarle la verdad a un impasible Miguel Conde, riendo con el siempre impecable timing de Mario Alberto Monroy mientras trata de atar los cabos del caso que está tratando de resolver, disfrutando de la creciente capacidad para la comedia de Ana González Bello o doblándonos de la risa, junto con el resto del elenco, mientras que Carlos Rangel se roba un beso de un pobre incauto, cada uno de los participantes en el montaje saca a relucir lo mejor de sus habilidades y lo pone al servicio de la obra. Si a eso le sumamos la delicia con que cada uno de ellos insulta al interrogante público, el resultado es de una hilaridad absoluta.

“¡Sí, sí, yo la maté!”

Recuerdo que la primera vez que vi “La Estética del Crimen”, hace muchos años atrás, sencillamente no podía dejar de reírme ni un solo segundo al mismo tiempo que no paraba de maravillarme con tan original manera de interactuar.Regresé aproximadamente cinco veces a esa obra con la esperanza de ver todos los finales posibles y en cada una de esas nuevas visitas me carcajeaba con la misma intensidad. Me llena de felicidad haber reído de igual manera en esta ocasión, principalmente gracias al enorme talento de grandes actores a quienes no sólo admiro, sino también respeto. Ojalá la Señora Prat siga siendo asesinada por mucho, muchísimo tiempo.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “La Estética del Crimen”

DRAMATURGIA: Paul Portner

TRADUCCIÓN Y ADAPTACIÓN: Alberto Lomnitz y Ricardo Esquerra.

DIRECCIÓN: Rina Rajevsky

ACTÚAN: Carlos Rangel, Montserrat Marañón, Mario Alberto Monroy, Miguel Conde, Omar Medina, Ana González Bello, Luz Aldán y Fernando Villa (alternando funciones).

DÓNDE: Teatro Fernando Soler dentro del Centro Teatral Manolo Fábregas.

DIRECCIÓN: Velásquez de León 31, Colonia San Rafael.

CUÁNDO: Viernes 18:30 y 21:30, Sábado 17:00 y 20:30, Domingo 13:30 y 18:00 hrs

COSTO: $550. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 120 minutos con un intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *