EL CORAZÓN DEL INCAUTO

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean descubrir los secretos que se ocultan debajo de un velo bellamente bordado.

EL CORAZÓN DEL INCAUTO

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (RiAlCastillo)

“No recuerdo su nombre, lo recuerdo a él.”

María desea más que nada sentir en su vientre el nacimiento de una nueva vida; Honorio, su marido, le ayuda a veces con el bordado cuando acaba su faena laboral como el patrón de la cosecha; Justo, el humilde peón que trabaja por una misera paga, ha quedado perdidamente enamorado de la tímida Ángeles quien siempre oculta su faz bajo el velo que su hermana María le hizo. Cuatros personajes encerrados en tan sólo tres personas, una tragedia a punto de suceder una vez que los secretos salgan a la luz, en cuanto el silencio se rompa y grite a todo pulmón con el filo de un corazón traicionado.

“Cada gaucho tiene sus secretos.”

La dupla dramatúrgica conformada por las escritoras argentinas Patricia Suárez y Sandra Franzen es responsable de varias obras exitosas, entre las que se destaca la trilogía No es Amor Es Deseo. La primera entrega es el melodrama campero “El Corazón del Incauto”, historia ubicada en la década de los veintes del siglo XX, en plena pampa argentina. Íntima en su construcción, sorprendente en la construcción de sus personajes, conmovedora en los dilemas que enfrentan cada uno de sus protagonistas, la tragedia toca temas como el fervor religioso, el deseo, la homosexualidad y la soledad desde aristas muy precisas que se alejan de los lugares comunes para presentar un mundo donde la realidad se fusiona con la fantasía y con la pasión, todo recubierto por una pátina de profunda tristeza.




“Me dice que me quiere, que me respeta, pero me miente.”

María ha hecho de su complaciente esposo una muñeca, una hermana imaginaria que se viste con ropa de mujer, y que le sirve de compañía a una mujer desesperada por dar a luz. Esto se realiza sin entender que el aparentemente juego de travestismo ha abierto una ansiedad en Honorio que a luz de la iglesia católica es profundamente pecaminosa. Es por ello que cuando Justo le confiesa no sólo estar enamorado de Ángeles, sino que es correspondido, la esposa no puede evitar más que caer en la peor de las melancolías. “El Corazón del Incauto” hilvana su historia desde el dolor de cada uno de los involucrados, de sus carencias emocionales, de esos vacíos que parecieran imposibles de resolverse. Lejos de caer en el chantaje emocional o en el melodrama exacerbado, las autoras desarrollan la narrativa desde un lugar honesto, rural y costumbrista en el que la religión, el amor y el deseo chocan entre sí. Con cada giro de tuerca, la obra cobra mayor urgencia y se encamina sin posibilidad de detenerse hacia la tragedia que pareciera anunciarse desde el primer momento en que la faz de Honorio se cubre con un velo creado por su propia esposa.

“Aquí en esta casa tiene una amiga, y esa amiga la extraña.”

Una habitación humilde enmarcada por un trigal es el campo de acción. Ahí, los diálogos entre los personajes se llevan a cabo con pausa, sin la menor prisa, imprimiéndoles el peso necesario a cada una de las palabras, ya sea para quejarse de la miseria o para declarar un amor que no alcanzará la felicidad. Sin embargo, es en los silencios donde los verdaderos conflictos se llevan a cabo. En el mudo bordar de María mientras idea nuevas maneras en que la divinidad le ayude a quedar preñada, en la silente manera en que Honorio se pone una falda o le cura cuidadosamente una herida al objeto de su afecto. Apoyada por un delicado trabajo de iluminación, vestuario y escenografía a cargo de Mauricio Ascencio y un sólido trabajo de diseño sonoro por Juan Pablo Villa, Amanda Farah dirige “El Corazón del Incauto” con elegancia, entendiendo que la naturaleza del texto demanda una atmósfera meditativa, melancólica e introspectiva que va atrapando al espectador de manera lenta pero sistemática hasta que resulta imposible alejar la atención de la telaraña que la directora ha tejido. A pesar de una desafortunada decisión de mantener el texto en argentino, libre de toda tropicalización que permita el pleno entendimiento de los diálogos por personas ajenas al contexto lingüístico de país sudamericano, Farah entrega una bella puesta en escena que revela una sensibilidad tanto para el tema como la creación escénica.




“Yo nada más quise lo que me mostró.”

Honorio se traviste una vez más para encontrarse con Justo. En esta ocasión trata de ponerse una prenda de mujer más complicada y se hace bolas entre la tela, se desespera y al final se rinde y decide ponerse el atuendo que ha usado en repetidas veces. Una larga escena que ha transcurrido en absoluto silencio y en la cual el personaje ha transitado por toda una gama de emociones con cada fibra de su ser. La propuesta de dirección de Farah en “El Corazón del Incauto” es profundamente demandante sobre los actores que la interpretan ya que exige que se realice desde la entraña, a partir de la fractura y desde un lugar de honestidad. Paola Arrioja, Emiliano Ferreira y Ramón Valera entregan estos resultados con creces, entendiendo plenamente que es en el silencio donde mejor habitan los secretos y donde mejor se pueden explorar las emociones verdaderas.

“¿Cómo se sentirá la seda en la piel?”

“El Corazón del Incauto” se presenta los días martes a las 20:30 horas en el Foro Bellescene hasta el 31 de Marzo de 2020.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “El Corazón del Incauto”

DRAMATURGIA: Patricia Suárez y Sandra Franzen.

DIRECCIÓN: Amanda Farah

ACTÚA: Paola Arrioja, Emiliano Ferreira y Ramón Valera.

DÓNDE: Foro Cultural Bellescene

DIRECCIÓN: Zempoala 90, Colonia Narvarte.

CUÁNDO: Martes 20:30 horas. Hasta el 31 de Marzo 2020.

COSTO: $250. Boletos en taquilla y en www.boletopolis.com Aplican descuentos.

DURACIÓN: 90 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.Principio del formulario

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *