DESPUÉS DEL ECLIPSE

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes quieren enfrentarse al horror que hay detrás de las leyes de usos y costumbres en Yucatán y el mundo.

DESPUÉS DEL ECLIPSE

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“Vamos a ver una obra yucateca hoy.”

En diciembre 2010 un bebé recién nacido fue brutalmente asesinado al momento de su nacimiento bajo la acusación de que era un demonio saliendo del cuerpo de una joven de escasos 14 años. Nadie fue procesado legalmente del brutal acontecimiento, pues todos los involucrados estaban protegidos bajo la ley de Usos y Costumbres que rige al país y a gran parte del planeta. Esto sucedió en Uman, el pueblo más ignorante de Yucatán, esto sucede demasiado seguido en nuestro país y en el mundo. Esto no es una obra de teatro, es un acto de denuncia que espera ser escuchada por los oídos correctos.

“Hay silencios de amor y silencios de muerte.”

Tras un eclipse lunar en el que dos jóvenes dan rienda suelta a sus pasiones, la madre de la muchacha decide tomar cartas en el asunto con ayuda de un chamán y dos cómplices. Utilizando el fin del mundo maya como excusa y protección, dos horrendos crímenes son cometidos en forma de sacrificio para acallar a los dioses y permitir que el mundo siga su camino. La muy talentosa dramaturga yucateca Conchi León lanza un grito desesperado de furia e indignación en busca de dar el primer paso que pudiera cambiar leyes anquilosadas que permiten el abuso y la violencia bajo el manto protector de Usos y Costumbres en su obra “Después del Eclipse”, al mismo tiempo que rinde homenaje al misticismo y folclore de su tierra natal.





“Los dioses ya no miran hacia abajo.”

Haciendo uso del lenguaje maya, para el cual el público recibe una muy singular y divertida clase antes de empezar la obra, insertando de forma diestra pequeños chispazos de humor para aligerar y enfatizar las tensiones generadas y creando un aura de falso misticismo alrededor de toda la narrativa, “Después del Eclipse” toca fibras profundas en el espectador por los múltiples niveles de lectura que maneja. Una madre castrante y controladora, la rampante ignorancia que existe en algunas partes, el temor que, en pleno siglo 21, todavía genera el sexo realizado con libertad y placer, las creencias del fin del mundo y la aterradora violencia que se comete en contra de las mujeres son algunos de los temas que Conchi León aborda dentro de una historia que atrapa de inmediato y mantiene al espectador ansioso por la llegada de un buen término que desde un inicio se anuncia que no llegara.

“Marchita está la vida y muerto el corazón de sus flores.”

Hamacas de colores utilizadas a modo de piernas en el escenario, al fondo se percibe el espacio dedicado al chamán donde toda una serie de utensilios “místicos” incluyendo un crucifijo, se encuentran desperdigados, y donde una varita de incienso se está quemando. En la parte superior del teatro la luna en eclipse brilla ensangrentada y al frente un hombre desnudo y cubierto en tintura azul está siendo sacrificado como si se tratara de una virgen para apaciguar la ira de los dioses por miembros de su propia comunidad. La dirección para “Después del Eclipse” a cargo de la misma Conchi León es poderosa al equilibrar y conjuntar los diferentes vértices del texto y unificarlos en una puesta en escena cargada de misticismo, erotismo y violencia. Un feroz y sexual baile urbano se contrapone con una danza regional; dos cuerpos desnudos ascienden a las alturas donde se encuentran los dioses mientras que en la tierra una madre pierde toda coherencia al menos en apariencia; una vecina metiche y un no tan inocente primo son orillados a cometer actos infames, ambos manipulados a sus anchas por un charlatán que hace de la magia del mundo su corrupto campo de acción. Cada elemento que conforma el montaje es un camino que pavimenta León para culminar en su denuncia, en su llamado al cese de la violencia, a una revisión de las legislaturas que permiten que la sangre corra impunemente en poblaciones ignorantes y supersticiosas que dan demasiado poder a un manipulador sin escrúpulos.





“Que la impunidad no se vuelva costumbre.”

Entre la fascinación, el horror y la convicción, madre, primo y vecina tratan de salvar al mundo siguiendo las precisas instrucciones que su guía espiritual les ha dado, mismas que incluyen el clavar un puñal en el pecho de quien fue seleccionado para dicho sacrificio. Mientras esto sucede, el chamán realiza una serie de actos rituales como escupir algún líquido sobre ellos en un éxtasis de su propia imaginación. “Después del Eclipse” es un sólido trabajo de ensamble donde cada uno de los actores involucrados realiza su trabajo con la carga emotiva necesaria para dotar de verdad a la puesta y permitir que su mensaje trascienda hasta las butacas. De tal manera, Mauricio Pimentel, Conchi León, Oswaldo Ferrer, Cecille Zepol, Fernanda Flores y Tlathui Maza se encuentran equilibrados en sus trabajos, ninguno sobresale al otro, creando un todo uniforme y poderoso.

“Una mujer despierta es capaz de incendiar al mundo.”

Parece imposible de creer que en pleno siglo XXI la superstición, la religión y la superchería sigan rampantes por todos los rincones de la tierra. Es inadmisible que se cometan crímenes de cualquier índole bajo el manto protector de una ley que en esencia proviene de un buen lugar, pero que claramente ha sido pervertida hasta enlodarla por completo. Yucatán es un lugar cargado de magia y hermosas tradiciones, nadie lo discute. También es una tierra donde los Usos y Costumbres de su gente han permitido el derramamiento estúpido de sangre. Me uno al grito de Conchi León, por Yucatán y por todo el mundo.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Después del Eclipse”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Conchi León

ACTUAN: Mauricio Pimentel, Conchi León, Oswaldo Ferrer, Cecille Zepol, Fernanda Flores y Tlathui Maza.

DÓNDE: Teatro La Capilla.

DIRECCIÓN: Madrid 7, Del Carmen Coyoacán.

CUÁNDO: Sábado 19:00 y Domingo 18:00 hrs. Hasta el 29 de Julio.

COSTO: $250 entrada general. Boletos en taquilla y en www.redticket.com.mx

DURACIÓN: 75 minutos sin intermedio

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera.

 

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *