BILLY ELLIOT

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes quieren ovacionar el talento que da vida a la visión mexicana del exitoso musical inglés.

BILLY ELLIOT, EL MUSICAL

 

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Página oficial de Facebook de la obra

“Su hijo tiene un don.”

Entre los furiosos gritos de los mineros que exigen sus derechos, en medio del descontento que impera en un poblado del Reino Unido ante las nada favorecedoras decisiones de la Primer Ministro Margaret Thatcher, un chico está a punto de descubrir su verdadera vocación por tan sólo cincuenta peniques. Que resuene la bella música de Tchaikovsky, que las zapatillas de baile se levanten en punta y que los sueños de un niño de ser un bailarín de ballet se vuelvan realidad.

“Yo no quiero una infancia, quiero aprender ballet.”

Inspirados por la exitosa película británica del 2000, el compositor Elton John y el letrista Lee Hall unieron sus talentos para crear “Billy Elliot, El Musical”, una poderosa reinvención del material original sobre un niño haciendo frente a las adversidades en la búsqueda de cumplir sus sueños como bailarín de ballet, dando como resultado un espectáculo musical tanto entrañable como conmovedor gracias a maravillosas canciones como Solidadridad, Expresar tu Sentir y por supuesto la icónica Electricidad.

“Bailar se trata acerca de descubrir cosas de ti.”

En su producción mexicana, la cual es importante recalcar no es una copia de los exitosos montajes de Londres o Broadway, sino una visualización nueva completamente original, “Billy Elliot, El Musical” es más grande, más vistosa, gracias a la escenografía a cargo de Sergio Villegas y Adrián Martínez Frausto, quienes presentan el mundo de este niño con excepcionales capacidades para la danza en un contexto tanto industrial como minero. A esto, se le suman grandes números musicales y coreográficos con el potencial de encantar por su inocencia, maravillar por su grandiosidad, golpear al estómago con su crudeza o sencillamente arrancar sendas carcajadas por su buen humor.

“El que baile ballet no significa que sea rarito.”

Una vez establecido que el montaje es un espectáculo de gran formato con una calidad en su producción equiparable a cualquiera de talla internacional, lo que verdaderamente hace brillar esta maravillosa puesta en escena es el elenco que lo conforma. Ante todo, y por encima de todo, “Billy Elliot, El Musical” tiene vida y corazón gracias al elenco infantil que lo protagoniza. Ya sea bailando La Danza de la Desesperación con verdadera rabia y dolor, cantando sobre la energía que recorre su cuerpo cuando escucha la música o interpretando a lado de David Álvarez una admirable versión de El Lago de los Cisnes, Aarón Márquez demuestra estar a la altura de cualquier niño actor de Nueva York. No menos se puede decir de Anthon Mor quien, en el papel de Michael, se roba las ovaciones de la noche al bailar tap como nadie mientras canta las delicias de poder usar un vestido. No cabe duda que “Billy Elliot, El Musical” es el resultado de mucho trabajo con estos chicos, pero de que ellos, al igual que Billy, han sido bendecidos con talento es algo indudable.

“Denle al chamaco una oportunidad.”

Sin embargo, “Billy Elliot, El Musical” no tendría un verdadero peso escénico si no contara con un elenco adulto con la capacidad de sostener a los más jóvenes miembros. Es ahí donde la presencia de Laura Luz como la madre del personaje titular y Norma Lazareno en el papel de la casi senil pero adorable abuela obsesionada con encontrar su empanada llenan con su experiencia el escenario, sin importar cuán pequeñas sean sus intervenciones. Ahora, quienes verdaderamente se merecen una ovación de pie son Hernán Mendoza y Anahí Allué. Mendoza, como el padre de Elliot, lejos de sorprender por su voz o su capacidad dancística, nos recuerda a todos que el verdadero arte de cualquier trabajo escénico radica en el más básico de los requisitos: saber actuar con verdad y fractura libre de todo melodrama. Por su parte, Anahí Allué en el papel de la Sra. Wilkinson la maestra que descubre el talento del personaje titular, cosecha la recompensa que años de experiencia y de trabajo le han brindado para ofrecer lo que hasta ahora se puede considerar la joya de su corona. Honesta, real, cantando espléndidamente, bailando con fuerza e intención, y luciendo ropa de los ochentas como ninguna, Allué deja en claro que como ella, pocas son las figuras con su capacidad en el teatro musical mexicano.

“Para cuando tengas mi edad, no va a haber ni una sola mina abierta en el país.”

Yo confieso que cuando supe que “Billy Elliot, El Musical” venía a nuestro país producido por Alejandro Gou tuve un conflicto de emociones. Por un lado, me encantaba la idea de poder disfrutar este gran musical, por el otro temía el que fuera “tropicalizado” de manera equívoca como se había dado en producciones suyas anteriores. El nivel de la producción, el cuidado que se le ha dado a cada detalle, la madurez que se demuestra al presentar un producto de verdad bien hecho, libre de chistes fáciles o de estrellas televisivas sin valor escénico más allá de ser un supuesto imán de taquilla pueden ser el anuncio de una nueva era en los musicales de nuestro país, una donde se pueden crear productos nacionales con el mismo valor que cualquiera hecho en Nueva York.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “BILLY Elliot”

LIBRO Y LETRAS: Lee Hall

MÚSICA: Elton John

DIRECCIÓN: Gabriel Barre

ACTÚAN: Mauricio Arriaga, Aarón Márquez, Ian González, Jesús Trosino, Demián Ferráez, Anahí Allué, Hernán Mendoza, Laura Luz, Norma Lazareno, Concepción Márquez, Carlos Fonseca, ANthon Mor, Eduardo Minett, Gael Cortés, David Álvarez, Oscar Carapia, Arturo Echeverría, Abril Michel, Sergio Barberi, Diego Sánchez, Carlos Carrillo, Said Castro, Cármen Sarahí, Oscar Millán, Marco Anthonio, Óscar Piñero, Manuel Martín, Jaime Rojas, Óscar Hernáncdez, Augusto Fraga, Jonathan Laredo, Gloria Toba, Mica Diaz, Marcia Peña, Jair Campos, Valeria Almada, María Perroni Garza, Farah Justiniani, Andy Claverié, Ximena García de León, Sofía Domínguez, Isabel Sánchez, Amanda Atayde Ch., Enya María, Ana Gaby Santos, Tere Ríos, Esteban Provenzano, Adrián Scaramella, Julls Granados, Paola Alatorre, Vale Barberi, Mariana M. Salazar y Jessica Rodríguez.

DÓNDE: Centro Cultural Teatro 1

DIRECCIÓN: Avenida Cuauhtémoc 19, Colonia Roma. Cerca de Metro y Metrobus Cuauhtémoc.

CUÁNDO: Viernes 20:00, Sábado 17:30 y 20:30 y Domingo 13:00 y 17:30 hrs.

COSTO: $1500, $1250, $1000, $750, $500 y $400. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 180 minutos con un intermedio 15 minutos.

DATOS DEL TEATRO: El lugar cuenta con un estacionamiento de cuota fija para quienes vienen al teatro.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *