ANTES DE LA CAÍDA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!
Para quienes quieren explorar las alturas de un disfuncional amor fraternal.

ANTES DE LA CAÍDA

Por Juan Carlos Araujo

Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)
 
“Por favor hermana, déjame ir.”
 
Desde las alturas lo único que se alcanzan a ver son las nubes. Abajo, en el mundo real, la gente guarda secretos, las parejas se traicionan, las hermanas se engañan y se clavan puñales profundos en la espalda. Aquí, en la cima del mundo, se respira el aire puro y sólo se escucha la calma del silencio. Abajo, en los lagos llenos de recuerdos trastocados, en las camas repletas de reclamos, en los cuartos oscuros llenos de fotografías clandestinas, la vida se ha convertido en una caja cerrada con llave cargada de toda una vida de amor, odio, disfunción, codependencia y dolor. El vínculo que existe entre dos hermanas es inquebrantable, ni el amor o el deseo por un hombre le hace mella, y es por eso que lo mejor es saltar.
 
“Lo que no quería y sí quería sucedió.”
 
El afecto que se sentían Diego y Marta se ha transformado, ha cruzado la línea de respeto que jamás debió cruzarse entre cuñados, lo cual vendrá a desmadejar la relación entre Rita y su marido, entre Rita y su hermana, entre todos, sacando a flote secretos del pasado y la necesidad de huir hasta las alturas. La muy reconocida y respetada dramaturga mexicana Estela Leñero explora los resquicios más oscuros de la relación filial al confrontar a dos hermanas que se hallan en ejes opuestos de un triángulo amoroso en “Antes de la Caída”. La traición que se presenta desde el principio de la historia es tan sólo la punta de lanza que marca un recorrido a través de la mediocridad, las frustraciones, las relaciones familiares, los secretos que unen o que despedazan y la profunda disfuncionalidad que provoca la codependencia, cualquiera que sea su forma.
 
“Quítate el chaleco.”
 
A través de diálogos cargados de poeticidad y la creación de imágenes simbólicas, Leñero crea un melodrama interesante sobre todo al profundizarlo con una historia familiar mucho más oscura que la de una llana relación ilícita, entrecruzarlo con una muy ligera sub-trama alrededor de ambiciones o frustraciones profesionales, un giro que lleva la historia a un marco de naturaleza salvaje y de exploración, al conducir un simple triángulo amoroso a tierras exóticas, llenas de árboles enormes, templos místicos y una aventura hacia lo que pareciera el fin del mundo. Ciertamente la pretensión de Leñero en “Antes de la Caída” se podría apreciar como un tanto sobre-ambiciosa al haber complejizado en demasía la premisa, pero el resultado es más que afortunado al conseguir que, con cada nuevo giro, el espectador se sorprenda y se interese aún más en descubrir que más existe por debajo de la superficie entre estas dos hermanas.
 
“¿Qué hago yo en medio sino estorbar?”
 
La dirección escénica de Gema Aparicio es arriesgada al crear una propuesta experimental con el texto de Leñero, literalmente llevándolo a las alturas. A través del uso de cuerdas, columpios, plataformas y poleas, Aparicio crea una visión multi-lineal, con pequeños espacios elevados a diferentes alturas del escenario, en un intento por cargar a “Antes de la Caída” de simbologías más profundas que las ya establecidas por la dramaturga. Ciertamente la idea es atractiva, incluso incitante, aun cuando los resultados queden mucho más en la forma que en el fondo, ya que los espacios no son propiamente explotados hasta sus últimas consecuencias, dando más la sensación de artificio que de teatralidad. Sin embargo, cabe destacar que el uso de dos columpios en el centro del escenario es muy efectivo, sobre todo en el momento en que estos dos instrumentos de esparcimiento mutan para convertirse en símbolos de estas mujeres en discordia. En la medida que Aparicio logre llevar ese uso de los columpios al resto de las demás construcciones escénicas, y levante el ritmo general de la obra, “Antes de la Caída” podrá alcanzar las alturas a las que tanto anhela llegar el muy conflictuado personaje de Marta.
 
“Si fueran una estaría perfecto.”
 
Las dos hermanas en disputa se encuentran a cargo de María Inés Pintado y Aurora Gil como Marta y Rita respectivamente. Ambas actrices muestran talento y un claro entendimiento tanto del texto como de sus personajes, al conseguir reflejar toda la gama de emociones que cada una de las hermanas vive, no sólo al encontrarse en medio de un dilema amoroso, sino al tener que enfrentar a todos sus fantasmas del pasado. El triángulo lo completa Daniel Bretón como el muy frustrado fotógrafo Diego, quien fortalecerá mucho su trabajo escénico al buscar adentrarse en la psicología de su personaje en la misma forma que lo hacen sus compañeras de escena. “Antes de la Caída” es una exploración profunda hacia el interior de tres almas infelices, atormentadas cada una por diferentes espectros, cada uno de los actores involucrados tienen que internalizarse en sus propios personajes para poder sacar y explotar escénicamente sus emociones.
 
“Todo compartido, como dos buenas hermanas.”
 

Mi relación con mis hermanos es muy cordial. Nos felicitamos en nuestros cumpleaños, nos llamamos cuando sabemos que algo relevante ha sucedido, nos vemos en navidad o en el cumpleaños de nuestra madre, pero realmente nunca hemos estado muy compenetrados desde que murió mi papá. ¿Es una relación disfuncional? Sin duda. ¿Es algo que desearía que cambiara? No lo sé pues nunca he conocido algo diferente. Lo único que sé es que los amo, que son parte de mi sangre, de quien soy y que por cada uno de ellos, por más que me pelee a veces con ellos, daría la vida. Mi camino por el mundo del teatro es algo que ellos no comparten o entienden. No importa, cada quien explora las alturas por el camino que mejor le funciona.

Búscanos en Facebook y Foursquare como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)
OBRA: “Antes de la Caída”
DRAMATURGIA: Estela Leñero
DIRECCIÓN: Gema Aparicio
ACTÚAN: María Inés Pintado, Aurora Gil y Daniel Bretón.
DÓNDE: Foro de las Artes dentro del Centro Nacional de las Artes.
DIRECCIÓN: Río Churubusco 79, esquina Calzada de Tlalpan. Colonia Country Club.
CUÁNDO: Viernes 20:00, Sábado 19:00 y Domingo 18:00 hrs. Hasta el 9 de Noviembre.
COSTO: Entrada libre. Boletos en la entrada del teatro.
DURACIÓN: 90 minutos sin intermedio.
DATOS DEL TEATRO: Se recomienda llegar con al menos una hora de anticipación. El CENART cuenta con estacionamiento sin costo.
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *