URINETOWN

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren ovacionar un esplendido montaje de un musical sobre el derecho humano a orinar con libertad.

URINETOWN

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“¿Me regala un centavito para mi pipí matutina?”

20 años han pasado desde que los años apestosos quedaran en el pasado. Sin embargo, las cosas no están mejor para los habitantes de este pueblo miserable que sufre bajo el yugo de la Urine Good Company. Las ganas de hacer pipí se incrementan, las cuotas por usar las instalaciones son cada vez más altas y el corazón de un joven rebelde está a punto de estallar en un grito de revolución. No se preocupen, esto no es más que un musical y todos los saben. Sólo no cometan el error de pensar que será como todos los demás.

“Sus vejigas no van a aguantar.”

Una satírica comedia musical que se burla con igual desenfado del capitalismo que de los musicales de Broadway, ganadora del premio Tony a mejor partitura en el 2002 y una exquisita mezcolanza entre la para-teatralidad y el absurdo, “Urinetown” de Mark Hollman y Greg Kotis es un claro ejemplo del musical de nuevo siglo que se atreve a romper esquemas y a burlarse de sí mismo. Apoyado por grandes canciones como Es un lujo hacer Pipí, No Seas Conejo y Sigue a tu Corazón y un muy negro sentido del humor, la historia de cómo Bobby se rebeló contra el sistema para que todo un pueblo pudiera orinar con toda libertad pasa de ser una muy bizarra idea a ser uno de los musicales más emblemáticos de principios del siglo XXI.

“¿Es aquí donde le cuento al público de la sequía?”

A mediados del primer acto la pequeña Sally cuestiona al Oficial Lockstock sobre los sistemas hidráulicos en el pueblo. Una pregunta razonable dada la premisa del musical de que hay una sequía insostenible en el lugar. El policía, quien también hace las veces del narrador, le contesta con desenfado que no se preocupe por tales cosas pues este musical no pretende contestarlas. Esta escena es el perfecto ejemplo de como “Urinetown” es un musical diabólicamente ridículo y sinrazón y que no tiene empacho en admitirlo. Es a partir de ello que el espectador entiende que no debe alzar preguntas lógicas sino disfrutar un viaje absurdo e hilarante que de igual manera arranca carcajadas con una canción sobre orines que con un número que de inmediato remite a Los Miserables.





“Mantendremos las calles libres de pipí y el agua donde merece.”

Con el objeto de su amor atada a la mitad del escenario, Bobby Strong dirige a sus aliados en la rebelión en un coro verdaderamente oligofrénico; con un simple pedazo de tela sobre la cabeza el espectador recibe información que le da un giro de tuerca total al tono de la obra; una escenografía diseñada por Giovanna Becker, Aarón Cano, Omar Martínez y Mariana Ramos, un vestuario distópico y harapiento a cargo de Luis Roberto Orozco y una iluminación por Felix Arroyo, todo de corte sencillo pero sumamente imaginativo y sólidamente ejecutado que deja en claro que cuando el material de origen y el elenco con que se trabaja es fuerte, menos es más. Cada una de las decisiones que toma el director Miguel Septién en el montaje de “Urinetown” son pruebas contundentes de un gran talento para escenificar musicales, un profundo entendimiento del tipo de humor, ritmo y tono que demanda la obra y una estupenda habilidad para hipnotizar al público con verdadera magia escénica. Apoyado por las coreografías de Arantza Muñoz Montemayor y la dirección musical de Dano Coutiño, quien también se encarga de los arreglos musicales para la música en vivo, Septién sorprende con una puesta en escena más que sólida que demuestra que un gran musical a veces puede surgir de una compañía teatral independiente que se basa muchísimo más en el talento y entrega de todos sus miembros que en desembolsar millones de dólares.

“Nadie conoce el caño como tú Bobby.”

La muy odiosa Penelope Pennywhise trata de verse seductora ante el Sr. Caldwell al mismo tiempo que tiene que reportar de una rebelión en el baño público que ella maneja; la pequeña Sally juega entre ser un personaje tierno e inocente y la única voz lógica de toda la obra; el Oficial Lockstock explica, en medio de un muy divertido número musical, la función de la policía en este pueblo. Con una energía que asombra y que se puede percibir en cada uno de los movimientos que realizan todos y cada uno de los miembros del elenco de “Urinetown”, este grupo de actores brilla tanto por sus diferentes capacidades actorales, vocales o dancísticas como por su evidente entrega y amor al montaje. Destacando sin duda la labor de Eduardo Siqueiros, Liliana Rojas y Andrea Biestro quienes brillan no sólo por su honesto trabajo sino por su clara capacidad cómica, todos los presentes en el escenario de este musical demuestran una brillante capacidad para el género y el teatro en general.

“Los días de sus privaciones han terminado.”

Uno de los puntos que más han llamado la atención de esta producción de “Urinetown” es que corre a cargo de la compañía de teatro Ícaro, residente de Querétaro. Mis respetos y mi admiración a todos los miembros de tan maravilloso grupo por honrarnos con su presencia en la CDMX, por recordarnos que el gran teatro de nuestro país no sólo se produce en la céntrica capital, por elevar los estándares de calidad en los musicales independientes. Espero que sigan viniendo con nuevas propuestas, pero también espero en un futuro ir a Querétaro a aplaudirles. Gracias.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Urinetown”

MÚSICA Y LETRAS: Mark Hollmann

LIBRETO Y LETRAS: Greg Kotis

DIRECCIÓN: Miguel Septién

DIRECCIÓN MUSICAL: Dano Coutiño

ACTÚAN: Eduardo Siqueiros, Lilian Rojas, Memo Sánchez, Irlanda Jiménez, Andrea Biestro, Felipe Reyes, Adrián Pola, Rafael Colín, Nayeli López, Uriel Valenzuela, Diego Meléndez, Yolanda Padilla, César Ramos, Karim Aarún, Eduardo Torres, Mariana García Cházaro, Claudia González y Constanza Ballesteros (alternan funciones).

MÚSICA EN VIVO: Dano Coutiño, Alberto Hernández Álvarez, Elías Jara y Yang E. Coutiño.

DÓNDE: Teatro Milán
DIRECCIÓN: Lucerna 64 esquina con Milán, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Jueves 20:45 hrs.

COSTO: $500 y $450. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 140 minutos con un intermedio de 10 minutos.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera, así como las obras que se presentan en el Foro Lucerna, dentro del mismo edificio. Principio del formulario

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años de experiencia en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *