UN ACTO DE DIOS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes desean reír con los diez nuevos mandamientos que Dios trae a través de Horacio Villalobos.

UN ACTO DE DIOS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Cortesía de la Producción

 

“Les juro por Dios, o sea por mí, que valen mil.”

Tras siglos y siglos de ver como sus palabras han sido tergiversadas por su propia creación, Él, creador del universo, ha decidido bajar a la Tierra para darle unas cuantas explicaciones de sus actos a sus criaturas y hacerles un regalo sencillamente pe-re-cioso. Claro que para hacer eso, el ser omnipotente, omnipresente y omnisciente necesita de un poquito de ayuda tanto de dos de sus más fieles arcángeles como de un ser humano que pueda servir como recipiente de su voz.  ¡Qué mejor que un afamado conductor de radio y televisión sin pelos en la lengua para tan importante misión!

“¡Que arranque el juego, primer mandamiento!”

La historia de Adán y Sebastián, entender que Jesús era más bien un hípster, corregir las confusiones en la biblia alrededor del diluvio universal o cuál fue la verdadera razón por la que la esposa de Lot se convirtió en una estatua de Sal. Con lujo de ironía, destilando sarcasmo y con un exquisitamente venenoso y ácido sentido del humor, el multi-premiado escritor estadounidense David Jaberbaum crea “Un Acto de Dios”, una comedia prácticamente en monólogo a partir de su libro “The Last Testament: A Memoir by God” y su aclamada cuenta de Twitter @TheTweetOfGod. Tomando como punto de partida la presentación de los nuevos diez mandamientos para la era moderna, la obra aprovecha para desarrollar una poderosa, inteligente y por demás ingeniosa crítica tanto a la religión como a la sociedad actual que provoca sin duda carcajadas a partir de mostrar un espejo donde se refleja toda la podredumbre, hipocresía, incongruencia y egoísmo que ha perdurado en la humanidad usando a Dios como excusa o justificación.

“Yo soy el mayor influencer del mundo.”

Tratar de responder el enigma del huevo o la gallina, amenazas a Arjona, Yuri o Azcarraga, constantes referencias a políticos tabasqueños y partidos políticos que usan a la Virgen de Guadalupe como estandarte y una que otra broma hacienda referencias a sucesos actuales en la cultura pop como los recientes escándalos mediáticos alrededor de Eduardo Yañez o Luis Gerardo Mendez. La versión mexicana de “Un Acto de Dios” se beneficia profundamente de la traducción que realiza Fanny Carrillo quien logra tropicalizar la dramaturgia de manera humorística y relevante para el público local, dado que el material original tiene toda una gama de referencias a elementos de la cultura pop estadounidense que no son necesariamente conocidos por todos. Aunado a esto, Pilar Boliver y Horacio Villaobos realizan una adaptación adicional al material donde se añade el muy característico humor del actor así como su muy identificable forma de hablar utilizada en sus programas como Dispara Margot Dispara y Farándula 40. El resultado de esto es, sin duda, un exquisito caramelo para los fanáticos de dichos programas quienes, al estar familiarizados con Villalobos, se deleitaran al identificar referencias como decir que algo es pe-re-cioso o  una (insertar sonidos de besitos) chulada, hasta chistes muy locales como mencionar a sus mascotas Lupe y Chuleta.





“Les pido por favor que no me nombren durante el sexo.”

Una bóveda celeste blanca decorada con un cómodo sillón al centro es el lugar de encuentro entre Dios y aquellos mortales que han decidido venir a escucharlo. El arcángel Mini-Miguel se pasea entre ellos, micrófono en mano, para supuestamente permitirles realizar preguntas al creador. Mientras es cuestionado, el todo poderoso bebe tranquilamente de su vaso con popote. La propuesta que realiza Pilar Boliver en “Un Acto de Dios” es clara, precisa y directa, libre de toda parafernalia escénica, una que permite que sea el texto y su actor quienes brillen en todo momento sin mayores distracciones. Apoyada por el vistoso trabajo de escenografía e iluminación de Sergio Villegas, Boliver apuesta por una puesta en escena que se encuentre a tono con el estilo de comicidad que maneja Horacio Villalobos y que es perfectamente bien conocida por su colaboradora y cómplice de años.

“Ya cancelé el Armagedón.”

Tras la presentación del primer mandamiento, Dios detiene su discurso para permitir que aquellos espectadores que llegaron tarde entren y tomen sus asientos. Este hecho, por supuesto, es acompañado de toda una serie de comentarios sarcásticos y burlones que son recibidos con grandes risas por todos, incluidos los afectados. Grandilocuente en su hablar y en su actuar, reconocido por su punzocortante forma de comentar la cultura pop, confrontacional e irreverente, Horacio Villalobos no pudo haber encontrado un mejor texto para su lucimiento personal con un personaje que le viene como anillo al dedo. Las constantes y fuertes carcajadas de prácticamente todos los asistentes, así como una verdadera ovación final, son testimonios indiscutibles del buen trabajo que realiza el actor en personificar a un ser supremo que tiene la indiscutible razón en todo lo que diga. A su lado, Aldo Gallardo y Juan Ugarte cumplen de manera fluida con sus papeles de patiños y asistentes, resaltando el trabajo de Ugarte quien tiene la mayor carga cómica de ambos al ser quien tiene el atrevimiento de cuestionar a su jefe.

“Yo no quiero ser el artífice de su destrucción.”

Tras haber reído de buena gana con “Un Acto de Dios” había una frase que no podía dejar de darme vueltas en la cabeza referente a que, de todas las creaciones del ser humano, Dios es la más destructiva de todas. Creo en Dios, jamás en la religión. Crímenes inimaginables, matanzas sangrientas, segregación enfermiza. Me da tanto asco todo lo que se ha hecho en nombre de Dios, y sus supuestos mandamientos. Quizás estas nuevas leyes divinas propuestas en voz del señor Villalobos sean capaces de traer paz a un planeta convulsionado por todo lo que ha provocado, en gran medida, la “santísima” iglesia católica.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Un Acto de Dios”

DRAMATURGIA: David Javerbaum

TRADUCCIÓN: Fanny Carrillo

ADAPTACIÓN: Pilar Boliver y Horacio Villalobos.

DIRECCIÓN: Pilar Boliver

ACTÚAN: Horacio Villalobos, Aldo Gallardo y Juan Ugarte.

DÓNDE: Teatro Julio Prieto

DIRECCIÓN: Eje 4 Sur Xola y Nicolás San Juan, Colonia Del Valle

CUÁNDO: Viernes 20:30, Sábado 18:00 y 20:00, Domingo 18:00 hrs.

COSTO: $450 y $400. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 105 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *