SIE7E

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




SIE7E

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Cortesía de la MNT

Un niño encantador y de irresistible sonrisa emprenderá una peligrosa aventura por la jungla urbana en una incansable búsqueda por aquella bella mujer sin un diente y un tatuaje de estufa en la espalda a quien él llama madre. Escrita y dirigida por Saúl Enriquez de la compañía teatral Nunca Merlot Teatro, “Sie7e” es un bien logrado melodrama que lleva al espectador a internarse en el muy oscuro inframundo que existe en las grandes urbes metropolitanas de la mano de un grupo de niños de la calle y un payasito de crucero.

De la mendicidad a un taller clandestino donde la esclavitud infantil podría ser uno de los menores males, con personajes bien dibujados dentro del esquema de un cuento nada infantil como son el jorobado Tullido, una demasiado joven dama de la noche y un niño encantadoramente tartamudo, “Sie7e” es una bellamente pintada pincelada de una pesadilla que, a pesar de caer en el terreno de lo sobre-sentimental incluso rayando en lo cursi, funciona dramatúrgicamente. Esto es  gracias a la bien estructurada manera en que el recorrido del personaje principal y sus compinches en la búsqueda de una mujer que no quiere ser encontrada es desarrollada, consiguiendo envolver al espectador para que se comprometa con la misión.




Una rampa de madera que culmina en una plancha cuadrada de madera que incluye una trampa que será utilizada constantemente con variados significados, un vestuario capaz de transformar a los actores en diferentes personajes a partir de, por ejemplo, una gorra multicolor o el simple reacomodo de un sweater, o la utilización del cuerpo para provocar imágenes tan poderosas como es el ataque de un perro sobre un pequeño. La puesta en escena que presenta el director Saúl Enríquez es atractiva y propositiva, permitiendo que una serie de estímulos visuales y sonoros creen ambientes y estímulos que sean tanto violentos como inocentes a partir de exploraciones corporales, el uso de una batería o una simple venda en los ojos. El resultado es que la amistad y unión que existe entre una pandilla de amigos, el suspenso de una corretiza o la aparición de seres malévolos que manejan sin el más mínimo rencor una fábrica de juguetes clandestina sean imágenes cargadas de teatralidad que aportan enormemente a que el público siga con atención y suspenso el largo camino que recorre el muy joven y carismático protagonista.

Resulta de sumo interés que el personaje titular de Sie7e no es interpretado por una sola actriz, sino por la mayoría de las participantes de la obra a partir de irse poniendo una gorra multicolor en la cabeza. De tal manera, Abigail Soqui, Elianne de la Peña, Elsa Becerra, Arianna Ciua, Carmen Vargas y Chris Lara no se encuentran limitadas a personificar una sola entidad, sino que tienen la oportunidad de desarrollar diferentes roles dentro de la obra. La excepción a esta regla es la actuación de Jetzy Candiani quien es la encargada de darle vida a una muy peculiar y encantadora figura materna de cara pintada de blanco y rojo. Adicionalmente, resulta destacable el trabajo de Abigail Soqui quien consigue verdaderas transformaciones a partir de sutiles cambios en su gesticulación para crear con igual efectividad proyectar a una niña de la calle como a una profundamente amargada mujer que renunció a la posibilidad de la felicidad o incluso a su libertad cuando aceptó un trabajo como capataz.

Presentada en el Teatro Manuel Delgado de la ciudad de León, Guanajuato dentro de las actividades de la 38 Muestra Nacional de Teatro y representando al estado de Quintana Roo, “Sie7e” invita a creer en que, aun en las peores de las circunstancias imaginables, puede caber la esperanza de un cuento donde es posible hallar la paz en un prado arbolado muy lejos de las nauseabundas cloacas de la ciudad.





Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *