SEDIMENTOS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren enfrentarse a cuatro ánimas que el suicidio unió.

SEDIMENTOS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)

 

“Nuestra vida existe gracias a nuestra memoria.”

Deambulan en la nada tras haber sentido como sus vidas desaparecían tras el tirón de la soga en su cuello, luego de haber ingerido el veneno que destruiría sus entrañas, con toda una plétora de formas para dejar de respirar y de que el corazón termine su latir que fueron aplicadas de manera voluntaria. Cuatro espíritus errantes atrapados en el limbo, forzados a revivir sus mortales decisiones, a enfrentar el dolor de los que dejaron, a nunca olvidar que se arrancaron el más grande de todos los regalos.

“Una vez ocurrida la desgracia, matarse ya no tiene caso.”

Cuatro figuras completamente encapuchadas comienzan a moverse en formas que descomponen la armonía natural del cuerpo al ritmo de una macabra versión de la canción Heores de Elton John. Acto seguido, tres de ellas revelan sus caras para leer toda una serie de datos relativas al suicidio, al concepto de memoria y a la definición de la palabra huella en una cacofonía discordante. Combinando el teatro con ciertos elementos de danza contemporánea, el autor y director Octavio Michel Grau presenta “Sedimentos”, una exploración escénica sobre el suicidio como homenaje a la estética del trabajo de la fotógrafa norteamericana Francesca Woodman.

“Ese vacío lo intento llenar con miradas de consuelo.”

Los que se mataron, sus razones para hacerlo, lo que piensan tras haber cometido tan nefando acto, los que se quedan y el vacío que se queda. Explorando toda una serie de vertientes sobre el tema, algunas dolorosas, otras por demás controversiales como sería el defender el suicidio como un acto de libre voluntad que debería ser no sólo respetado sino incluso promovido, “Sedimentos” busca provocar, abrir conversaciones, tocar fibras emocionales, a momentos con éxito, aunque a otras se revele una sobre ambición que podría opacar las intenciones dramático-narrativas de la puesta en escena.

“Si pudiera ensayar mi muerte, nadie lo notaría.”

Alrededor de un cadáver, dos mujeres discuten amablemente sobre el suicidio de una de ellas, mientras que un hombre sentado entre ellas enumera las diferentes maneras que el ser humano ha ideado para quitarse la vida. La propuesta de dirección en “Sedimentos” tiene muy en claro lo que quiere provocar y mostrar y, en gran medida, se logra gracias a que efectivamente se consigue crear una solemne y luctuosa atmósfera, a momentos lúgubre y macabra, apoyada por una buena iluminación y un loable vestuario a cargo de Libertad Mardel. Sin embargo, la propuesta pareciera no estar completamente madura, percibiéndose pretenciosa a momentos y en otros manipuladora y chantajista., principalmente debido a una falta de verdad en el trabajo actoral de la mayoría del elenco quienes ciertamente están comprometidos con el proyecto, pero que aún deben crecer y desarrollarse en sus capacidades actorales para alcanzar los niveles de profundidad que los papeles les exigen.

“Duele la ausencia.”

“Sedimentos” se presenta en el Foro Rosario Castellanos de Casa del Lago de Viernes a Domingo hasta el 2 de Julio.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Sedimentos”

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Octavio Michel Grau

ACTÚAN: Raquel Mijares, Ricardo Rojas, Alejandro Toledo y Patricia Yañez.

DÓNDE: Sala Rosario Castellanos dentro de la Casa del Lago Juan José Arreola.

DIRECCIÓN: Bosque de Chapultepec, Primera Sección, entrada por Reforma.

CUÁNDO: Viernes 20:00, Sábados y Domingos 18:00 hrs.

COSTO: $150. Boletos en taquilla. Aplican descuentos.

DURACIÓN: 50 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con estacionamiento.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *