NO SER SINO PARECER

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




NO SER SINO PARECER

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Cortesía de la MNT

La Corrupción y la ambición dentro de la política mexicana, específicamente en la Sierra Sonorense, se encuentran con el teatro del siglo de oro español dentro de los confines de un teatro de carpa en No ser sino parecer del dramaturgo Sergio Galindo, obra seleccionada para inaugurar la 38 Muestra Nacional de Teatro en el Teatro Manuel Doblado de la ciudad de León, Guanajuato.

Escrita en su totalidad en verso, No ser sino parecer nos presenta a dos cómicos tratando de ganarse la vida, o aunque sea la cena, entreteniendo a quien tenga la buena o mala fortuna de escucharlos. Por un revés del destino estos fársicos personajes entrarán en una suplantación de identidades con un muy corrupto político y su asistente en lo que pretende ser una crítica a un sistema político corrompido por el poder, pero que termina siendo más un desplante engolosinado de la habilidad que tiene el escritor para escribir en rima dejando los temas verdaderamente relevantes difuminados o en la más absoluta superficialidad.

Un teatro de carpa construido en su totalidad sobre el escenario, telones de lona, trampas de madera y mecanismos rudimentarios incluidos, remembranza directa del teatro de barrio de principios del siglo XX, es quizás el logro más interesante en No ser sino parecer bajo la dirección de Paulo Galindo. Ciertamente el dispositivo escénico es visualmente atractivo y efectivo dentro del marco de su dramaturgia. Desafortunadamente, el montaje no logra mantener la atención del público debido en parte a la innecesaria longitud de la narrativa, en parte por un ritmo profundamente irregular que, a pesar de lograr arrancar carcajadas a momentos, principalmente en la aparición de una muy ambiciosa y grotesca dama de la noche con ganas de hacerle la vida imposible al político corrupto, el total termina agotando al espectador quien simplemente se separa del montaje tras el intermedio para nunca volver a capturar su atención.

Transitando entre el obeso presidente municipal de Pueblo Siguiente y la muy golosa prostituta Valentina, el trabajo actoral de Francisco Verú es sin duda uno de los focos de atención positivos sobre No ser sino parecer. El resto del elenco conformado por Sergio Galindo, Paulo Galindo y Saúl Barrios es solvente y bien logrado en un trabajo que transita entre la parodia, el clown y la farsa. Sin embargo, resulta imperativo que todos y cada uno de los participantes trabaje de manera más concienzuda en el manejo del verso como diálogo para evitar caer en el sonsonete de hablar con rimas cuando se le da prioridad a la técnica que al mensaje.

No ser sino parecer fue la obra ganadora de la Muestra Regional de Teatro Noroeste 2017.




Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia
COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *