LOS NEGROS PÁJAROS DEL ADIÓS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!




Para quienes desean ver una exacerbada escenificación de una de las obras cumbres de Óscar Liera.

LOS NEGROS PÁJAROS DEL ADIÓS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“Me fascinan tus besos, pero no así.”

De acuerdo con los reportes obtenidos por la policía, la relación entre Isablle y Gilberto estaba destinada a la tragedia. Bueno, eso según lo que declaró la mejor amiga de Gilberto pues la mesera de la cafetería que siempre frecuentaban asegura no saber nada de nada ni de nadie. La diferencia de edad entre ellos era lo evidente, pero mucho más debajo de ese problema se encontraban secretos mucho más oscuros que terminaron con sangre y lágrimas derramadas por doquier.

“Él me dijo que no sabía querer sanamente.”

Óscar Liera, considerado uno de los creadores escénicos más importantes dentro del teatro mexicano de finales del siglo XX, escribió en “Los Negros Pájaros del Adiós” un potente melodrama de suspenso. Haciendo uso de saltos temporales y la narración de dos mujeres ajenas al problema pero muy bien enteradas de él, los asistentes van descubriendo la tormentosa relación amorosa entre una mujer de aproximadamente 40 años y un jovencito que apenas había cruzado la mayoría de edad.

“Yo soy la vieja puta, pero tú eres el niño pendejo.”

Drogas y alcohol, una relación violentamente apasionada, brotes de aparente locura en ambos y toda una gama de inseguridades personales que plagan a los dos personajes principales hacen de “Los Negros Pájaros del Adiós” una poderosa y compleja obra que, gracias a un excelente equilibrio de tonos en el texto, es capaz también de arrancar sendas carcajadas. Liera, para su época, escribe un texto por demás escandaloso, al mismo tiempo que cuenta una verdadera historia de amor imposible, condenada a fracasar desde el inicio, aunando a esto el deseo de descubrir cuál fue el tan horrendo crimen del que hablan las testigos de la situación. Sin duda, un texto que en apariencia pareciera sencillo pero que guarda en su interior toda una gama de capas de subtexto que se deben de considerar para no caer en la banalidad.





“También los cómplices se guardan secretos.”

Con el telón cerrado, una cantante de ópera interpreta desde un balcón del teatro dos arias completas para deleite o incertidumbre del público. Durante la puesta en escena, esta misma cantante realiza un leitmotiv de un aria cada vez que la pasión arde entre Gilberto e Isabelle. Curiosamente, al final de la obra, justo en la escena final, es una canción grabada la que musicaliza el momento. Asimismo, al inicio de la obra, proyecciones sobre la parte trasera del escenario muestran escenas de un corazón palpitante y de unos pájaros, evidenciando lo que está a punto de desarrollarse en la obra. Estas proyecciones desaparecen por completo durante la puesta en escena, reapareciendo al final únicamente para llevar la temática de la obra a un nivel cursi del melodrama que exacerba toda la conclusión de manera innecesaria. Decisiones como estas en la dirección de Adrián Darío Rosales en “Los Negros Pájaros del Adiós” revelan una gran ambición y deseo de propuesta sin que lleguen a buen puerto. El resultado es poco profundo a momentos, pretencioso en otros, llevando las palabras de Liera a lugares donde no merecen estar. Una vez dicho esto, es digno de mencionar el buen trabajo de escenografía e iluminación sobre la puesta, así como el buen manejo de ritmo que mantiene la atención e interés sobre la narrativa.

“Yo nunca me fijo en los clientes.”

Con una cara de pocos amigos, la mesera de una cafetería relata al público como ella no sabe nada al mismo tiempo que queda más que en claro su insaciable sed por chisme fresco. En otra escena, con absoluta seriedad, declara que no le importa haber perdido su parada del camión ya que prefiere seguir sentada escuchando los lamentos que la amiga de Gilberto, Angélica, le quiere contar. Fuera del tono propuesto por el director con el resto del elenco, Nora Velázquez en el papel de la mesera Laura arranca sendas carcajadas de los espectadores en cada una de sus intervenciones. Esto no es sólo debido a su ingenio y capacidad cómica trabajando a partir de la verdad, también debido a que se aleja por completo de la pretensión y la apariencia para actuar desde la honestidad y la emoción verdadera. Cecilia Gabriela, Daniel Rivera y Tatiana del Real se avocan al sentimentalismo, a la pretensión vocal en lugar de la fractura, a la unidimensionalidad y no a la complejidad. Esto no es resultado de una falta de capacidades histriónicas sino a la manera en que la puesta en escena ha sido concebida.

“Si la gente se mata, pos sus razones tendrán.”

“Los Negros Pájaros del Adiós” se presenta los días domingo a las 20:45 horas en el Foro Shakespeare hasta el 27 de mayo.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Los Negros Pájaros del Adiós”

DRAMATURGIA: Óscar Liera

DIRECCIÓN: Adrián Darío Rosales

ACTÚAN: Nora Velázquez, Catalina López, Raquel Garza, Tatiana del Real, Daniel Rivera, Cecilia Gabriela e Itia Domínguez.

DÓNDE: Foro Shakespeare.

DIRECCIÓN: Zamora 7, Colonia Condesa. A dos cuadras de Metro Chapultepec.

CUÁNDO: Domingo 20:30 hrs. Hasta el 20 de Mayo.

COSTO: $250 entrada general. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 120 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

 

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años de experiencia en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *