LAS MENINAS: MORIR POR MORELOS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren reír con la verdadera historia del Siervo de la Nación: Chemita.

LAS MENINAS: MORIR POR MORELOS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

 

“Este episodio está dedicado al número 2 de la lista de vivas.”

¡Paso, paso, paso a las Meninas Novohispanas! El llamado Siervo de la Patria, el mismo que ayudaba al cura Hidalgo a salirse con la suya escondiendo libros de texto debajo de la sotana, fue una pieza clave para la Independencia de nuestro país. Sin embargo, también tuvo uno que otro secreto que el vulgo del pueblo jamás ha sabido y que estas finas damas van a enseñar. ¡Que comiencen las crestomatías, que salgan los negros desnudos con machetes y que el mozo se ponga sus trenzas! Una nueva tertulia está por comenzar.

“Chemita quería más que vida provincial.”

Uno de los más grandes héroes en la historia de México, José María Teclo Morelos y Pavón, es la más reciente víctima en la serie teatral más exitosa y divertida de la cartelera. Con su episodio intitulado “Las Meninas: Morir por Morelos”, Hugo Isaac Serrano y Luis Huitrón posan su mirada y afilado sentido del humor para dar una nueva visión de cómo sucedieron ciertos hechos de la independencia. Todo esto, por supuesto, aderezado con graciosas referencias a las próximas elecciones y sus candidatos, un cura Hidalgo que a momentos nos recuerda a cierto personaje de Alejandra Bogue y las ya tradicionales reinvenciones de canciones que en esta ocasión incluyen un medley de Juan Gabriel, una icónica canción inmortalizada por Barbra Streisand y I Need a hero de Bonnie Tyler, entre otras.





“Somos la inquisición del siglo XVIII, pero no somos unos animales.”

Al verse en las garras del recién nombrado Virrey Félix Calleja, el líder de los Insurgentes trata de salvarse el pellejo a base de albures para la frustración del también mirrey y diversión de los espectadores. A pesar de ser siempre ingeniosa y de su capacidad para arrancar a momentos verdaderas carcajadas de entre las butacas, “Las Meninas: Morir por Morelos” ciertamente está mucho más cargada de datos históricos que de humor, a momentos llegando a ser un poco saturada de todos los personajes involucrados en el movimiento independentista principalmente en el primero acto. De igual manera, esta entrega de la serie se enfoca mucho más en las recreaciones de momentos históricos que en los personajes de Doña Bárbara, Alma María y la tía Cecilia y la relación disfuncional que existe entre ellas. La obra es positiva, sin duda, al igual que la calidad investigativa y humorística de Serrano y Huitrón, pero estos dos factores antes mencionados dan como resultado una entrega más en la serie, un nuevo capítulo, sin que haya una verdadera evolución o exploración dentro de la misma, algo que se ha percibido en cada uno de los montajes previos.

“Me voy a brincar las trincheras y voy a cortar unas verdolagas.”

El mozo Pompeyo, ataviado como Adelita, se acerca con sigilo al ejercito enemigo para robar algo de comida. Una vez que ha conseguido su objetivo, no puede resistir la tentación de asustar a los soldados agotados por el calor haciendo el sonido más aterrador para todo aquel que vive en la Ciudad de México. Las carcajadas en todo el teatro son verdaderamente ensordecedoras. La dirección de Huitrón en “Las Meninas: Morir por Morelos” es exitosa al ser consistente con la propuesta que ha hecho de esta puesta en escena un fenómeno teatral imperdible para muchos. Sin embargo, al igual que con la dramaturgia, no hay nuevos riesgos. Con cada nuevo episodio, Huitrón ha sorprendido ya sea con una recreación de la barricada de Los Miserables, con una monja surcando por los cielos el escenario, con nieve artificial o con la más irreverente de las recreaciones de la Guadalupana. En esta ocasión el director se enfoca en contar la anécdota con su característico y bien logrado humor, pero efectivamente se extraña el factor sorpresa que se ha llegado a esperar de Las Meninas Novohispanas.





“A mí se me hace que esos chairos ya se nos pelaron.”

Mientras que las Meninas cantan el muy simpático número final de la obra, Pompeyo, aún en su personaje que imita deliciosamente a María Félix, baila de manera hilarante al ritmo de las canciones del divo de Juárez, resultando difícil concentrarse incluso en las letras reinventadas de las canciones. El punto donde verdaderamente brilla y sorprende “Las Meninas: Morir por Morelos” es en la oportunidad que recibe Fernando Villel de dejar de ser el simple patiño de las tres miembros de la alta sociedad para tomar el centro del escenario y, a momentos, robarse por completo la puesta en escena. Desde el primero momento en que Pompeto aparece con trenzas en el escenario, hasta el momento en que termina su danza interpretativa, Villel demuestra que no es meramente un elemento de utilería en la serie, sino un factor que verdaderamente aporta valor con su trabajo. Luis Huitron, Christian Escorcia y Cristina Cortés como María Bárbara, la tía Cecilia y Alma María, respectivamente, son consistentes en su gracia e interpretación, resaltando en esta ocasión a Cortés quien tiene la responsabilidad de asumir el rol de Teclo.

“Ya me tienes hasta la flor de lis.”

El escribir y montar una nueva entrega de Las Meninas Novohispanas cada dos meses aproximadamente, empezando desde cero, es una labor creativa y laboral que sólo se podría describir como titánica. El nivel de compromiso y entrega que cada uno de los involucrados ha demostrado de manera consistente es sencillamente admirable y digno de ser reconocido. No, “Las Meninas: Morir por Morelos” no es una de las mejores entregas que se han hecho de la serie, lo cual no implica en ningún momento que sea un mal episodio quiero aclarar. Sin embargo, eso tampoco implica que no me quite el sombrero ante ustedes nobles Meninas y ante todo el equipo que las rodea y que nos ha regalado tantas y tantas carcajadas. Mi admiración por ustedes es absoluta.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Las Meninas: Morir por Morelos”

DRAMATURGIA E INVESTIGACIÓN HISTÓRICA: Hugo Isaac Serrano y Luis Huitron.

DIRECCIÓN: Luis Huitron

ACTUAN: Luis Huitron, Christian Escorcia, Cristina Cortés y Fernando Villel.

DÓNDE: Teatro NH

DIRECCIÓN: Liverpool 155, Zona Rosa.

CUÁNDO: Sábado 9 y 16 de Junio 20:30 horas, Domingo 3, 10 y 24 de Junio 13:30 y 17:30 horas.

COSTO: $350. Boletos en taquilla y en www.ticketmaster.com.mx

DURACIÓN: 90 minutos con un intermedio de 10 minutos.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con estacionamiento. Se encuentra en el corazón de la Zona Rosa. Tarifa especial del estacionamiento con su boleto.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años de experiencia en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *