EN LAS MONTAÑAS AZULES

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!

Para quienes entienden que los recursos naturales son la riqueza por la cual el mundo algún día luchará.

EN LAS MONTAÑAS AZULES

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

28131708380_1deca9e9cb_k

“Entonces era el caos.”

27797460684_8a62dfc3fd_kLos cuerpos se amontonan, aumentan en número, mientras que la comida es cada vez menos y el agua la controlan aquellos que están en el poder. El gobernante del reino es cruel, sordo ante los gritos de misericordia de quienes tienen tantas necesidades. Sin embargo él, en su absoluta intransigencia gubernamental y métodos violentos para solucionar los problemas del lugar, también tiene que velar por su propia existencia y de quienes dependen de su reinado en un mundo donde el dinero ha dejado de tener cualquier tipo de valía. Es hora de que estalle la revolución, es momento de tomar el control de los recursos naturales y que caiga quien tenga que caer en esta cruda lucha por la supervivencia.

“Las paredes de palacio están manchados de vómito y sangre.”

27797440634_f98f909025_kUbicada en un mundo distópico que se encuentra bajo el mando de un gobierno tiránico donde la falta de agua y comida ha orillado a la humanidad a entrar a un estado revolucionario ya que la prioridad es la supervivencia a costa de lo que sea, la obra ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia Manuel Herrera 2014 de Edgar Chías, “En las Montañas Azules” es una poderosa advertencia de un futuro que realmente no se encuentra tan lejano de nuestra lamentable realidad.

“Además de estropear el paisaje, le está dando en la madre al país.”

28335799671_776ba2e138_kNiños que golpean a los caídos, torturas implacables en busca de una verdad que seguramente no servirá de nada, planes salvajes de terrorismo que podrían acabar con las reservas de agua y un matrimonio que pasivamente observa todo por televisión son algunos de los elementos presentes en “En las Montañas Azules” a medida que Chías va concatenando con pericia e inteligencia todos y cada uno de los elementos dentro de las facciones del enfrentamiento armado hasta llegar a una conclusión contundente, dolorosa y poderosa. Ciertamente el proyecto dramatúrgico se antoja ambicioso, quizás en demasía, pero en ningún momento se llega a contamnar de pretensiones excesivas, sino que muy al contrario mantiene un buen equilibrio entre la poeticidad de las palabras y el horror de los actos.

“Saqueo, vandalismo y bestialidad es lo que traen como bandera.”

28131691770_b881321df8_kSe abre el telón para revelar un cuento de terror futurista. Sobre el escenario diez cuerpos que se aglutinarán en una danza macabra de necesidad y miseria. Se escucha a todo volumen “I am the day” de Libera a medida que una arlequín se levanta por encima de todos para dar fe de la podredumbre en la que se ha convertido la humanidad antes de caer en las garras de la muchedumbre. Esta primera escena de “En las Montañas Azules” es un claro ejemplo de la estética propuesta por el director Emmanuel Morales quien apuesta por un teatro físico y cargado de simbolismo que conjunta  con buena manufactura un maquillaje clown con movimientos propios de la danza contemporánea y un vestuario de corte apocalíptico para crear una alucinación teatral sumamente efectiva en potencializar y fortalecer el texto de Chías al mismo tiempo que aporta su propia lectura. Irreverente y prosaico como un rey que escucha el reporte de una matanza mientras se faja con su reina, violento y subversivo como unos torturadores que no temen matar a sus víctimas en frustración, el trabajo de Morales con un mínimo de elementos sobre el escenario es un golpe teatral al estómago a pesar de la pobreza de ciertos elementos de producción como una pantalla trasera a uso de ciclorama que ensucia más la escena de lo que aporta a ella.

“El hambre y la desgracia no son igual para todos.”

28131643240_508561df0f_kDiez actores en escena conforman el elenco de “En las Montañas Azules”, cada uno de ellos aportando las muchas o pocas herramientas actorales que tienen a su disposición. Mientras que Francesca Guillen es exquisita como un arlequín que hace las veces de narrador o incluso pareciera remitir a un coro griego, haciendo gala de sus capacidades de manipulación de su propio cuerpo, en el caso de algunos otros miembros de la puesta se ve como se favorece el gritar en lugar de proyectar emociones desde un lugar de honestidad que venga de la entraña y no de la garganta. Esta situación da como resultado un equipo desbalanceado que, afortunadamente, no logra afectar el disfrute de la obra gracias al poder de las palabras de Chías y el buen manejo del montaje por Morales. Una vez establecido esto, vale la pena rescatar el trabajo de algunos elementos como son Sheyla Ferrera quien resulta convincente en cada una de las diferentes personalidades que debe asumir a lo largo de la obra, o el de Alfredo Gatica como el salvaje monarca a quien le imprime con efectividad un toque de ridiculez y cobardía.

“No se asusten compañeros, nosotros somos más.”

28131666530_81cedbab60_kLos humanos desperdiciamos tanta agua cada día, la suficiente para llenar por completo todas las presas del mundo entero. Tiramos a la basura tanta comida que perfectamente podría alimentar a todos aquellos que diariamente mueren por hambruna en zonas marginadas. Somos bestias muy por debajo de los animales, somos aves de rapiña que destruyen todo lo que a su paso tocan. Tras haber visto “En las Montañas Azules” me pregunto si todavía tenemos esperanza como raza, pero más importante aún… ¿nos la merecemos?

 27797434904_02e5051b94_k

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia

Twitter: @Entretenia
Juan Carlos Araujo: entreteniateatro@gmail.com
Ricardo Castillo Cuevas: entreteniafoto@gmail.com

 

DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “En las Montañas Azules”

DRAMATURGIA: Edgar Chías

DIRECCIÓN: Emmanuel Morales

ACTUAN: Francesca Guillen, Alfredo Gatica, Diego Cooper, Sheyla Ferrera, Rodrigo Ruíz, Luis F. Padilla, Antonella, Bárbara Falconi, Mariana Trejo, Caribe Álvarez y Cayetano Aramburo.

DÓNDE: Foro Shakespeare.

DIRECCIÓN: Zamora 7, Colonia Condesa. A dos cuadras de Metro Chapultepec.

CUÁNDO: Lunes 20:30 hrs.

COSTO: $350 entrada general. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 90 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *