COSAS RARAS

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes desean acompañar en el abandono a Beto y la Nena.

COSAS RARAS

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)

“Te aseguro que esto es una emergencia.”

Las arañas que rondaron los sueños de mamá se encargaron de acabar con ella. Con su partida, la pequeña familia conformada por papá, Beto y la Nena ha quedado fragmentada. Ahora, dos preadolescentes con mucha imaginación son susceptibles a que la más mínima ausencia sea motivo para salir corriendo a la policía, buscar al gerente de un restaurante en espera de un refresco gratis o a pensar que uno de ellos podría terminar trabajando en una mina. Al final, en el abandono total y con la verdad imposible de negar a la cara, todos lloran, todos duelen.

“Mi madre siempre nos dijo que papá estaba metido en cosas raras.”

Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio, mejor conocido como LEGOM y considerado como uno de los mejores dramaturgos mexicanos en la actualidad, se adentra en la mente de dos jóvenes preadolescentes víctimas de la pérdida en “Cosas Raras”. Esta obra, ganadora del Premio Bellas Artes de Obra para Niños 2016, hace un buen uso de la narraturgia para involucrar al espectador en el constante remolino emocional que viven los protagonistas, insertando con inteligencia tanto una buena dosis de humor como los suficientes giros de tuerca en la historia para manipular con toda libertad el corazón de los asistentes.

“Los papás no deberían salir solos a la calle.”

Una llamada buscando a papá en el restaurante donde supuestamente trabaja como gerente detona toda una serie de eventos tanto cómicos como terribles que van desde una inesperada deuda de 200 pesos imposible de pagar hasta una posible relación secreta en un cine donde están dando la película de los perritos. “Cosas Raras” es un manifiesto a la soledad, al abandono, a la pérdida y al dolor tanto en dos adolescentes lidiando con una nueva realidad como en los adultos que están contando la anécdota. Ciertamente, la primera parte de la obra, específicamente la que lidia con la primera desaparición de papá, es de una extensión innecesariamente larga dentro del universo mucho más grande y ambicioso que se plantea y los frustrados negocios del padre a momentos no terminan de engranarse con el resto de la narrativa de manera orgánica. Sin embargo, la capacidad de LEGOM para crear personajes entrañables y su destreza para convertir una profundamente dramática historia en un viaje fascinante a lo largo de los años permiten obviar estos detalles y disfrutar de la calidad de su pluma.





“Papá era una piedra con la forma de papá.”

Tras una búsqueda desesperada por encontrar a papá, donde miedos, inseguridades y fuertes rasgos de personalidad salen a flote, Beto y la Nena regresan a casa. Papá ha vuelto y los espera fúrico. Este encuentro culmina con los dos hermanos abrazando con iguales partes de amor y dolor a una silla que representa a un hombre presente y ausente en sus vidas, a un soñador que ha tenido que lidiar con el constante fracaso, a un padre que no termina de entender qué es lo mejor para sus hijos en esta nueva realidad. Esta poderosa, conmovedora y profundamente hermosa escena representa uno de los más sólidos logros de Hugo Arrevillaga dentro de la dirección que propone en “Cosas Raras”. Esta incluye también un escenario plagado de botellas de vidrio de refresco vacías y las cajas de plástico con que normalmente son repartidas, para ser usadas como escenografía y utilería con resultados variantes de efectividad. Se destaca el usar dichas cajas como maletas o las botellas como representación de la fragilidad que impera en la familia. Sin embargo, resulta desconcertante la decisión de obscurecer en demasía la escena, a momentos dificultando la buena apreciación de la misma, así como la manera en que el director cae en el franco chantaje emocional al final de la obra con el uso de una icónica canción de REM en un nada sutil intento por arrancar lágrimas de entre las butacas.

“A ti te gusta regañar.”

La impulsiva y agresiva personalidad de la Nena está en constante contraste con el más vulnerable y débil carácter de su hermano. Lidiando con dos policías que poco ayudan, tratando de procesar la posibilidad de que papá pudiera tener una novia, o reaccionando ante la impactante verdad que se encuentra en la basura, ambos personajes tienen que lidiar con sentimientos que posiblemente ni siquiera conocían cuando mamá vivía. Sin duda, el verdadero deleite en “Cosas Raras” se encuentra en la presencia sobre el escenario de Olivia Lagunas y Adrián Vázquez. Ambos actores demuestran con creces su capacidad para llevar con éxito un texto narratúrgico de ritmo vertiginoso y gran dramatismo, haciendo uso de los recursos histriónicos que han adquirido a lo largo de sus fructíferas carreras para añadirle ligereza e incluso comedia a la puesta en escena. Adicionalmente, mientras que Vázquez resulta encantador como Beto, poniendo sus duras facciones y ya conocido estilo de interpretación al servicio de la fragilidad de su personaje, Lagunas alcanza como la Nena niveles de fractura y verdad admirables que imprimen de indiscutible calidad a la totalidad de la puesta en escena.

“No sabíamos por qué, pero lloramos.”

Fue aproximadamente a la edad de Beto y la Nena que yo perdí a mi padre. Fue a esa difícil edad que tuve que enfrentarme a la pérdida del hombre que más he admirado en mi vida al mismo tiempo que mi madre nos tuvo que abandonar todos los días para ir a trabajar y poder mantenernos. El vacío que se siente al llegar a una casa donde no hay nadie para recibirte, el silencio que existe en tu alma cuando los fines de semana sabes que no vas a ir al cine con papá… no hay manera de expresarlos con veracidad. Sin embargo, LEGOM se acerca bastante a lo que este niño de 12 años vivió hace más de 30 años.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Cosas Raras”

DRAMATURGIA: Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio

DIRECCIÓN: Hugo Arrevillaga

ACTÚAN: Olivia Lagunas y Adrián Vázquez

DÓNDE: Sala Xavier Villaurrutia dentro del Centro Cultural del Bosque

DIRECCIÓN: Paseo de la Reforma y Campo Marte S/N.

CUÁNDO: Sábado y Domingo 13:00 hrs. Hasta el 25 de Marzo.

COSTO: $150 entrada general, aplican descuentos.

DURACIÓN: 60 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: El Centro Cultural del Bosque cuenta con una extensa cartelera en sus diferentes teatros, les recomendamos revisarla. Cuentan con dos estacionamientos gratis al mostrar sus boletos para la obra. Se encuentra detrás del Auditorio Nacional.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *