CONSÍGUEME UNA VIDA

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren divertirse con un musical ligero sobre suicidio y la inexistencia de la felicidad.

CONSÍGUEME UNA VIDA

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Ricardo Castillo Cuevas (@RiAlCastillo)

“No me abandones en este camino al altar de la muerte.”

Cuando se puso la pistola en la sien para quitarse la vida, la psicóloga Eva Lilian nunca imaginó que podría ser salvada por una imprudente llamada a las 3 de la mañana de su paciente Fernandita y por un toque de intervención divina. Ahora, frente a una computadora carísima y obligado por una doctora una tanto neurótica, Dios se ha dado a la tarea de ofrecerle a la potencial suicida nuevas alternativas en las que supuestamente podría encontrar la felicidad. Ni una casada, ni una amante, ni mucho menos una exitosísima mujer de negocios son la respuesta.

“¿Si nunca supiste hacer nada con tu vida, por qué habrías de saberlo con tu muerte?”

Cargada de un humor fársico un tanto absurdo, donde una ama de casa aburrida canta sobre cuán aburrido es el sexo con su marido o el mismísimo creador del universo se presenta con todos los nombres divinos que se le han dado a lo largo de la historia de la civilización, incluidos el de Pedro Infante y el de Diego Armando, la autora Adela Jalife presenta “Consígueme una Vida”. A partir de un posible suicidio y la premisa de que la felicidad eterna no existe, este musical de pequeño formato es un divertimento ligero sin la mayor pretensión más allá de provocar unas buenas risotadas gracias a la presencia de un Dios muy desenfadado, una casi oligofrénica especialista en la salud mental y sus tres alter-egos con las mismas tendencias a quitarse la vida.





“No estés albureando a Dios.”

A momentos verdaderamente ingeniosa e hilarante, como cuando todos los personajes claman a manera coral que no se destruya una computadora por que es una Mac, a otros apelando a un humor más básico y simplón, hecho que se ve en todos los regaños que le hace una madre a sus hijos, “Consígueme una Vida” apela a la risa sencilla, sin complicaciones, a que el público pase un rato divertido con canciones tanto entretenidas como desquiciadas. En este musical no se pretende reinventar el género, tampoco es un manifiesto de empoderamiento feminista, es un despliegue del ingenio de su autora para contar una buena historia donde Dios se esfuerza de sobremanera por hacer feliz a su obra maestra, todo aderezado con canciones que brillan por su ridícula simpatía.

“Primero muerto antes de dejar que conviertas a mi personaje principal en uno secundario.”

Mientras el personaje principal entona una canción sobre cómo ella es la reina del diván, tres coristas bailan con grandes sonrisas mientras están amarradas por camisas de fuerza. Este número musical establece de manera más que clara el tono establecido por la directora Ana Francis Mor para “Consígueme una Vida”. Apoyada por una pantalla trasera que ilustra la acción sobre el escenario de forma vinatge y por el magnifico vestuario diseñado por Mauricio Ascencio, donde un vestido de novia se convierte en un mandil y un velo de novia hace las veces de un bebe en brazos, la dirección de la puesta en escena es fluida, enfatiza el humor de corte absurdista, donde se revela la escuela cabaretera de la creadora escénica en cuanto a la atmósfera casual y ligera que consigue y que el público recibe con carcajadas.





“Yo soy la otra, coloquialmente conocida como la zorra.”

Con la respiración entrecortada, sollozando aún por el roce con la muerte que acababa de tener y por la canción que interrumpió para contestar el teléfono, la psicóloga atiende una impudente llamada de Fernandita. Tras convencerla de que el suicidio no es la mejor opción, la terapeuta decide continuar su cantar y su intención de arrancarse la vida sin mucho éxito ninguna de las dos. “Consígueme una Vida” cuenta con las actuaciones de Gabriela de la Garza, Pedro Kóminik, Muriel Ricard, Laura de Ita y Daniela Schmidt, cada uno de los integrantes haciendo despliegue de sus muy buenas venas humorísticas más que de sus capacidades vocales, siendo que los números musicales están más en favor de la comedia. De tal manera, Gabriela de la Garza resulta convincente como la mujer desesperada en busca de la felicidad, Kominik resulta divertidísimo mientras trata de recuperar unas hojas de papel perdidas, Laura de Ita y Muriel Ricard encantadoras como una novia y una amante, ambas muy descontentas con sus realidades, y Daniela Schimdt sencillamente se lleva las palmas con una entrada al escenario verdaderamente sorpresiva.

“Tú de aquí no te vas sin hacerme feliz.”

El teatro es fractura y exploración, búsqueda y denuncia, arte y creación. También es divertido, un escapismo del diario ir y venir, una maravillosa y divertida manera de pasar un sábado en la noche. Tal y como lo declara Dios en la obra, no existe la felicidad eterna. Pero hay montajes que ofrecen 90 minutos de risas constantes con cinco actores que saben a la perfección su oficio sobre el escenario. Eso a mí, al menos, me hizo muy feliz.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Consígueme una VIda”

DRAMATURGIA: Adela Jalife

DIRECCIÓN: Ana Francis Mor

ACTÚAN: Gabriela de la Garza, Pedro Kóminik, Muriel Ricard, Laura de Ita y Daniela Schmidt.

DÓNDE: Foro Shakespeare.

DIRECCIÓN: Zamora 7, Colonia Condesa. A dos cuadras de Metro Chapultepec.

CUÁNDO: Viernes 20:30, Sábado 17:30 y 20:00, Domingo 18:00 horas. Hasta el 29 de Julio.

COSTO: $380 entrada general. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 90 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: No cuenta con estacionamiento o valet parking.

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

Licenciado en Literatura Dramática y Teatro con experiencia de más de veinte años de experiencia en crítica teatral. Miembro de la Muestra Crítica de la Muestra Nacional de Teatro y Miembro de la Agrupación de Críticos y Periodistas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *