CINEMA 35

Por  |  0 Comentarios
COMPARTE!





Para quienes quieren conocer tres vidas atrapadas en un cine.

CINEMA 35

Por Juan Carlos Araujo (@jcaraujob)
Fotografías: Cortesía del INBA

 

“¿Te gusta ver pelis?”

Este cine es uno de los últimos en todavía proyecta sus películas en celuloide y no en digital, donde todavía un proyector Century de 35 milímetros le da vida a las más grandes historias de Hollywood. Sam, Rose y el muy joven Avery son los encargados del lugar. Pasan las películas, manejan la taquilla y la dulcería y, por supuesto, limpian las salas. Ellos no viven grandes historias de amor o de aventuras, pero quisieran tenerlas; no viajan al espacio o por el tiempo, más bien están atrapados en sus rutinas; no son personajes en un filme de Quentin Tarantino y nunca lo serán.

“A estas alturas ya debería ser proyeccionista.”

Un estudio de caracteres dentro del marco de una sala de cine, tanto con enorme gracia como patetismo, es lo que llevó a la dramaturga norteamericana Annie Baker a hacerse acreedora del premio Pulitzer en 2014 por su obra “Cinema 35”. Con tintes profundamente chejovianos, donde personajes atrapados en sus míseras realidades donde no pasa nada tienen que enfrentar al inminente cambio aunque no lo quieran, esta exquisita pieza de dramaturgia contemporánea es un reflejo de lo que muchas personas padecen a diario, no sólo en una sala de cine, sino en millones de trabajos donde las mismas caras realizan los mismos trabajos día tras día, estableciendo relaciones interpersonales disfuncionales, pero es lo único que tienen.

“Como que yo ya superé mi etapa del cine.”

Deudas escolares imposibles de pagar bajo una dura fachada imposible de penetrar, una horrenda erupción en la piel y un gran amor secreto en el corazón, una complicada historia familiar y una pasión por la cinematografía. La manera tan real que logra la dramaturga de capturar la complejidad humana en “Cinema 35”, con toda su serie de virtudes y defectos, es tan bien lograda como la fineza de su humor y la dulzura con que conmueve. Esta conjunción de elementos hace de la obra un verdadero deleite. Ciertamente la aparición de un conflicto cardinal hasta casi el final de la obra, dejando que sean las personalidades de Rose, Sam y Avery las que dicten la progresión dramática de la obra, puede ser un reto para un espectador casual. Sin embargo, cada una de las características que conforman a estos personajes, desde una coprofobia hasta un muy sensible sentido del olfato, los vuelven bellas piezas de contemplación para un público que se atreve a sencillamente conocerlos y dejarse enamorar por sus muy fracturadas vidas.





“Si se cambian a digital tu trabajo va a ser obsoleto.”

Dos hombres encargados de la limpieza del cine juegan seis grados de separación. En tres pantallas detrás de ellos aparecen las caras de los actores mencionados y los posters de las películas en las que participaron. En lo alto del escenario, la cabina de proyección desde donde se exhiben las películas. El público recibe la ilusión completa de estar viendo a la sala del cine desde la pantalla, incluso provocando del deseo de voltear para poder disfrutar de la cinta. La dirección de Joe Rendón en “Cinema 35” consigue crear la atmósfera tanto de encierro como de magia cinematográfica, crea un tono que podría a momentos sentirse apropiado para Chéjov o para Woody Allen. Con un ritmo sin prisas, no lento, que permite que la comedia caiga de manera orgánica y no forzada, las palabras en el texto fluyen armónicamente dentro del vacío que es la existencia de los personajes. A pesar de ciertos elementos de isóptica que se deben cuidar para que todo el público pueda apreciar las acciones que suceden entre las butacas, Rendón demuestra capacidad, pleno entendimiento del tipo de obra que presenta y lo demuestra en escena.

“¿Cómo le pides a alguien que sea tu amigo?”

El icónico monólogo de Samuel L. Jackson en Pulp Fiction dicho en voz del actor Pierre Louis con una profunda fractura en el alma y haciendo un esfuerzo titánico por no derramar lágrimas es suficiente razón para ver “Cinema 35”. No menos impresionante la fragilidad que revela el personaje que interpreta Martín Altomaro al descubrir sus sentimientos a quien no puede devolverle la mirada. Los personajes que Annie Baker ha creado son de una complejidad inmensa y tanto Louis como Altomaro demuestran una verdadera internalización hacia la más pura esencia de Avery y Sam, respectivamente, para poder encarnarlos sobre el escenario con cada uno de sus matices. Reaccionando a un avance sexual no deseado o teniendo una revelación por haber olvidado unos tamales en una sala de cine, ambos actores entregan dos de las más sólidas actuaciones en lo que va del año y una demostración de lo que se puede alcanzar cuando hay compromiso real con la creación dramática. Junto a ellos, Damayanti Quintanar, quien alterna con Ana González Bello, hace el papel de Rose, una joven igual de compleja que sus contrapartes masculinas y que merece una introspección igual de poderosa.





“El cine es luz y sombra.”

El universo que existe dentro de “Cinema 35” es un reflejo de todos nosotros. Vivimos atrapados en nuestros conflictos, en nuestras frustraciones, las ilusiones que deseamos y los sueños que quizás nunca alcancemos. Sin embargo, hay formas de escapar. Hay maneras de no terminar en el mismo lugar, pero con uniforme diferente. Tenemos que atrevernos a cambiar, a salir de las rutinas, a encontrar nuevas formas de ser feliz antes que nos demos cuenta de que la película ha terminado y los créditos finales ya comenzaron.

Búscanos en Facebook e Instagram como Entretenia
Twitter: @Entretenia




DATOS GENERALES

(Toda la información contenida a continuación proviene de la producción)

OBRA: “Cinema 35”

DRAMATURGIA: Annie Baker

TRADUCCIÓN Y DIRECCIÓN: Joe Rendón

ACTÚAN: Ana González Bello, Martín Altomaro, Damayanti Quintanar y Pierre Louis.

DÓNDE: Foro Lucerna
DIRECCIÓN: Lucerna 64 esquina con Milán, Colonia Juárez.

CUÁNDO: Miércoles y Jueves 20:30 horas. Hasta el 31 de Mayo.

COSTO: $350. Boletos en taquilla y ticketmaster.

DURACIÓN: 100 minutos sin intermedio.

DATOS DEL TEATRO: Cuenta con valet parking. Les recomendamos revisar el resto de su cartelera, así como las obras que se presentan en el Teatro Milán, dentro del mismo edificio. Principio del formulario

COMPARTE!
Juan Carlos Araujo

El mundo es un lugar horrible, horrible. Eso no significa que yo tenga que ser una persona horrible. EL JUEGO QUE TODOS JUGAMOS ALEJANDRO JODOROWSKI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *